Imprimir

MISHLOAJ MANOT - POR GABRIEL PRISTZKER

Tamaño letra:

 

Oportunidades en Purim

Una de las mitzvot más conocidas de Purim es la de “mishloaj manot”, el envío de comestibles el uno al otro durante el día de la festividad. A tal efecto, existe en el presente la posibilidad de hacer y regalar desde pequeñas bolsitas con golosinas hasta canastas de todo tamaño decoradas conteniendo  frutas, bebidas y varios diferentes comestibles.

El cabalista Shlomó Halevi Alkabetz, autor del Leja Dodí que rezamos en cada kabalat shabat, explica que la razón de esta mitzvá es la de refutar la descripción de Hamán respecto del pueblo de Israel como un “am mefuzar umeforad”, un pueblo en desarmonía y desunión. (Meguilat Esther 3, 8) Así, Mordejai  (tutor de la reina Esther y líder del pueblo por aquellos días en Persia) instauró el intercambio de comestibles entre compañeros para demostrar unidad y amor.

Hemos estudiado (¿hemos?) en varias oportunidades que las acciones de tzedaká hacen más por aquel  que da  que por aquel que recibe. En efecto el dar y el dar-se le confieren al donante un sentimiento de trascendencia y plenitud  y le brindan,  además, una posibilidad  extra para agradecer  por esa oportunidad de entrega que le fue otorgada.

En este sentido, “Mishloaj manot” fue establecida por y para bien nuestro; por y para el ser generoso (y a veces olvidado) que hay en cada uno de nosotros. Esta mitzvá fue instaurada para que podamos demostrar afecto y amor por nuestros prójimos. No perdamos la oportunidad.

Acá va una pequeña ayuda para que envíes tu “mishloaj manot”:

El domingo (12/3) regalale dos tipos de comida a al menos una persona. Puede ser de entre tus vínculos o, quizás, quieras sorprender a alguien…

Tratá de enviar comida “ya lista” para ser consumida y fíjate, además, de que sean diferentes (nivel avanzado: no es necesario que las comidas lleven brajot diferentes, ambas pueden estar incluidas en la misma brajá)).

¿Ideas? Golosinas, tortas, frutas secas, bombones. ¿Bebidas van? Por supuesto. Un “combo” seria alguna golosina con algún tipo de bebida. ¡La imaginación también vale!

Algo “piola”: hacer que los chicos (hijos, nietos y/o similar) manden también “mishloaj manot” a sus amigos.

Detalle: las comidas deben ser kasher ¿ok?

¡Con los deseos de un Purim sameaj y lleno de buenos y sanos vínculos!

PD: por las dudas… hay otras mitzvot de Purim…hay que estudiar ¿vio?

La seguimos. Bye.