Imprimir

¿Y Pascual?

Tamaño letra:

Comentario de Pesaj, por el rabino Marcelo Polakoff, de la Kehilá de Córdoba, Argentina

¿Conocen algún "Pascual"? Si es así, pregúntenle si sabe qué significa su nombre. Estoy casi seguro de que ninguno de ellos conoce la respuesta correcta.

Pues he aquí que tal nombre es de origen hebreo, y el original "Pasaj" (base de la fiesta de Pesaj, la Pascua Hebrea que se inició 1300 años a.e.c y que este año termina hoy) quiere decir "pasaje", una palabra castiza que evidentemente tiene muy poco de tal.

Del hebreo "pasaj" pasó al griego "pasjá" y luego al español "pascua".

Esta pequeña aventura etimológica tiene por objetivo dilucidar no sólo el origen del vocablo, sino fundamentalmente su sentido.

Se trata precisamente de un pasaje. De acuerdo al relato bíblico es el pasaje que acontece con el pueblo judío desde la esclavitud en Egipto hacia su libertad, un pasaje que se constituye a la vez en el nacimiento del mismo pueblo, dado simbólicamente a luz al cruzar las uterinas aguas del Mar de los Juncos, abiertas por orden divina y por voluntad humana.

¿Cuál fue la motivación de aquel pequeño grupo de esclavos comandados por Moisés para enfrentarse al imperio más poderoso del mundo de entonces? Una idea hermosamente simple y revolucionaria: que aquello que así es ahora, no necesariamente debe seguir siendo así por siempre.

Todos los faraones, los de antaño y los actuales, buscan convencer a sus pueblos de que el orden social es un espejo exacto del orden natural. Y si este último es eterno, cíclico y repetitivo (como de hecho lo es), pues entonces la sociedad debiera moverse con iguales e inamovibles cánones. Una manera muy elegante y eficaz de dominación. Es que si los descendientes de los ratones por siempre serán ratones, ¿por qué suponer acaso que una esclava alguna vez podría parir a un ser humano libre?

Ante este paradigma se rebeló el pueblo judío en la primera gesta libertadora que registra la historia.

Una lección que aún hoy tiene total vigencia cuando bajo otros matices y otros disfraces todavía hay quienes pretenden convencernos de que las cosas siempre fueron y siempre serán así.

¡Pobres! No saben que existen muchos "Pascuales" con sus pasajes a mano y muy bien dispuestos a cruzar todo charco que se les interponga en su camino a la tierra prometida.

¡Jag Pesaj Sameaj!
Rabino Marcelo Polakoff
Kehilá de Córdoba, Argentina