Imprimir

Simjat Torá

Tamaño letra:

EL REGOCIJO DE LA BIBLIA

Simjat Torá se festeja el 23 de tishrei (por razones de calendario, en Israel el día anterior). Es el momento del año en que se termina de leer el Pentateuco e inmediatamente se lo recomienza de acuerdo a la idea de un proceso continuo. Se podría decir que Simjat Torá es la festividad de la continuidad por excelencia.

Se trata de una celebración muy alegre en que se pasean y se baila en torno a los rollos de la Torá.

Simjat Torá (dos palabras hebreas que significan: "Alegría de la Torá"), posiblemente sea la celebración la más jubilosa, colorida y popular del calendario hebreo.

 

Significado

Con la festividad de Simjat Torá se cierra el ciclo anual de las altas fiestas judías, iniciadas con el Año Nuevo y continuadas con el Día del Perdón y la Fiesta de las Cabañas.

Simjat quiere decir “alegría de” y por Torá se entiende el Pentateuco -los cinco primeros libros de la Biblia- y, por extensión, todas las enseñanzas bíblicas. Esta fiesta muestra un estado de ánimo de singular regocijo para expresar la unción del pueblo judío por la Torá.

Las familias judías se hermanan en los cantos y danzas, no sólo en las sinagogas sino también en las calles, donde se sacan a pasear los rollos de la Torá. Se muestra la comunión del pueblo con un Libro que da las leyes del vivir y del convivir, acerca del bien y del mal.

El pueblo judío ha sido definido por antonomasia como “el Pueblo del Libro” -e incluso es así calificado por Mahoma, fundador del Islam-. Su legado bíblico es hoy patrimonio de una enorme porción de la humanidad.

El apego al Libro de los Libros es, por supuesto, el valor que se da a la Palabra Sagrada, y a la presencia de D's y de la ética en el ancho escenario de la vida humana.

Simjat Torá no reconoce otros nombres. Desde el punto de vista litúrgico se podría decir que es el 2° día de Sheminí Atzeret, pero en esencia es una festividad aparte.

En las décadas recientes estos paseos en torno a los rollos de Torá se convirtieron en verdaderos actos de resistencia silenciosa para obtener la libertad de cultos en la ex Unión Soviética.

 

Origen

Esta festividad tiene origen bíblico. El nacimiento de esta celebración se remonta a más de 2000 años, aunque la forma que se practica actualmente data de los últimos siglos. Nació como una especie de segundo día de Sheminí Atzeret en la diáspora (en Israel es el mismo día).

La alegría desbordante que enmarca el paseo de los Sefer (plural: sefarim) Torá es una creación popular relativamente moderna y contrasta con los demás días del año en los Sefer Torá son tratados con un excepcional cuidado y respeto.

 

Costumbres

Su celebración se lleva  a cabo casi exclusivamente en la sinagoga y se  caracteriza por pasear siete veces todos los rollos de la Torá en alto, rodeándolos de alegres cantos y bailes. Estos paseos se realizan en el servicio del anochecer y en el servicio matinal del día siguiente. Por un día se abandona el clima severo y solemne asociado generalmente a los servicios religiosos hebreos para dar paso a la alegría del conjunto.

Como es sabido, la antigüedad de las festividades judías se miden en términos de milenios, sin embargo, esta costumbre de pasear los rollos sagrados dentro y hasta afuera de la sinagoga tiene sólo cuatro siglos, siendo relativamente nueva en la liturgia israelita si se  la compara con algunas otras tradiciones que nacieron hace tres milenios. Es que toda la celebración de la Fiesta de la Torá, tiene sólo 1500 años  y nació del hecho de que es el momento del año en que se termina de leer el Pentateuco e inmediatamente se recomienza a recitarlo siguiendo la idea de un proceso continuo que nunca finaliza del todo: recomenzará  la lectura bíblica con las primeras palabras: “En el comienzo (Bereshit en hebreo) creó Dios...” Borges nos recuerda que la Biblia no comienza con “a” (alef, en hebreo) como sería lógico sino con b de bendición (berajá en hebreo).

Se considera un gran honor subir a la lectura de la Torá, es un honor mayor ser la persona que finaliza con la lectura de la misma y la que recomienza con el recitado del texto sagrado. Se los llama respectivamente, Jatán Torá (novio de la Torá), al que concluye y Jatán Bereshit (novio del libro Bereshit) al que da inicio a la lectura del Libro del Génesis (Bereshit). También es costumbre que los niños que todavía no han llegado al Bar Mitzvá participen (agrupados) de la lectura de la Torá.

La liturgia de esta festividad sigue la estructura del Sheminí Atzeret. En Israel se incluye en este día la Hazcarat Haneshamot (Izcor) y la plegaria por las lluvias.

Como en casi todas las grandes festividades, en el inicio de la misma es costumbre el encendido de velas por parte de la/s mujer/es de la casa.

Esta celebración, como casi todas las grandes festividades judías finaliza, una vez puesto el sol, con la hermosa ceremonia de la Havdala.

 

Gastronomía

Caldo de huesos con kreplaj

INGREDIENTES

. 8 Huesos

. 2 patitas limpias de pollo

. 1 cebolla grande

. 2 zanahoria medianas

. hoja de apio (celery)

. 2 zapallitos tiernos

. 1 raíz de perejil

. 1/2 puerro

. 2 dientes de ajo

Se condimenta con: sal, una cucharada de sopa de pollo en polvo, una cucharadita de pimienta blanca, una pizca de curry.

 

PREPARACIÓN

En una cacerola grande, rehogar con un poco de margarina la cebolla, la zanahoria y las raíces, todo cortado groseramente. A los 10 minutos verter agua hirviente hasta la mitad de la cacerola, agregando los huesos y las patitas de pollo. Cuando empieza a hervir, retirar la espuma y bajando el fuego, tapar 3/4 partes de la cacerola. Después de media hora, añadir el puerro, los zapallitos, el celery. Agregar los condimentos cocinando alrededor de una hora más sobre el fuego muy chico. Finalmente retirar el perejil, el ajo, dejando hervir otros diez minutos.

Colar el caldo y dejarlo reposar en la refrigeradora.