Imprimir

Pienso nuestro logo como las “manos con alma”, porque lo damos todo

Tamaño letra:

Hace algunos meses se transformó en la nueva Presidenta de la Cooperadora de la Escuela, y por supuesto, no podíamos dejar de tener una charla con ella para conocer sus primeras sensaciones, sus pasos iniciales, los objetivos, metas y desafíos que envuelven a su equipo de trabajo. ¡Les presentamos a Ivanna Chejoski!

 
¿Cómo fueron estos primeros meses en tu nuevo cargo en la Cooperadora? ¿Con qué te encontraste y qué esperabas encontrarte a priori?

"Si bien yo venía trabajando en la cooperadora desde hacía algunos años, siempre hay temas para aprender y conocer más en detalle, por lo tanto, como en todo comienzo, las primeras semanas fueron principalmente de traspaso de información y de organización. Y como siempre sucede al finalizar un año, hay personas que deciden continuar y otras que deciden retirarse. Sabía que eso sucedería y el desafío era doble, porque no sólo implicaba continuar sino además “rearmar” el equipo de trabajo, pero también sabía que para eso debía esperar un poco de tiempo porque mi inicio fue cercano al cierre del año lectivo, o sea el cierre de nuestra “actividad fuerte” y el comienzo de las vacaciones de toda la gente y del equipo de la cooperadora. No era ese el momento de hacerlo… Sin embargo, había mucho trabajo por hacer porque nos quedaban temas pendientes de la obra que realizamos en la canchita (que se irían terminando durante los meses de verano) sumado a dejar resueltos algunos asuntos importantes como la previsión de uniformes y libros para dar inicio al nuevo ciclo lectivo de la manera más prolija posible. Te diría que no tuve descanso en lo que respecta al trabajo de la cooperadora, me metí de lleno, de cabeza, fue un verano intenso. Los días previos al inicio de clases trabajamos para dejar todo listo, acomodado, ordenado. Uno de los primeros objetivos planteados era tener los libros disponibles para la venta el primer día de clase (otros años los tuvimos a mediados de marzo) y lo conseguimos. "Chapeau" para el resto de las chicas, va mi agradecimiento especial a ellas… éramos pocas y había mucho trabajo, entre todas nos pusimos esta pasión al hombro, trabajamos durante la semana, durante fines de semana y todo lo relacionado al inicio escolar salió perfecto. Algunas semanas más tarde pudimos hacer nuestra primera reunión del año, donde además de trabajar, jugamos para integrarnos más y nos divertimos un poco. Hablamos de cómo nos reorganizaríamos, de la redistribución de tareas, de nuestros objetivos, de lo que cada uno espera para este año de trabajo y de cómo enfrentaríamos Pesaj, que ya se nos venía encima. ¡Lo interesante es que en esa reunión ya se incorporó gente nueva a trabajar! Y entonces… se rearmó el equipo."

 

¿Por qué elegiste asumir esta responsabilidad para tu vida? ¿Qué te liga con la cooperadora y estas ganas de ayudar?

"Mi inicio en la Cooperadora se dio por una necesidad mía, personal, de estar cerca de mis hijos durante su paso por la vida escolar (quizás por esa dificultad como mamá de cortar el cordón y dejarlos volar), sentía que quería colaborar de alguna manera para intentar que el lugar donde pasan tantas horas de su vida sea un poquito mejor cada día. Manifesté mi intención de participar y encontré en la Cooperadora el espacio perfecto para cubrir esa necesidad. El tiempo fue pasando, me fui involucrando cada vez más, el compromiso y la pasión crecían a pasos agigantados a tal punto de llegar a dedicarle más tiempo que a mi propio trabajo. Me fui entregando y me fui enamorando de esta noble tarea. Nuestra identificación, nuestro logo, es una mano, y lo pienso como las “manos con alma”, porque lo damos todo. Entregar tiempo propio (tan valioso, escaso), dar amor en forma desmedida sin esperar nada a cambio, pero que finalmente retorne en las sonrisas de nuestros hijos, en cartas de niños agradecidos que nos llegan a la salita, en disfrute y en alegría de grandes también incluidos, no tiene precio para mí. Me gusta ayudar, me hace feliz, me hace bien. Y en el caso puntual de la Cooperadora, mis hijos son mi motor, que sientan a su mamá cerca de ellos, pero esta vez desde otra perspectiva: cooperando para su escuela, que también es mi escuela y la de su papá (y la de sus abuelos, y sus primos y sus tíos), fue nuestro lugar, hoy es de ellos y mañana será el de sus hijos. Pero para conseguir que eso suceda hay que comprometerse y trabajar. Quiero que entiendan de chiquitos la importancia de trabajar en comunidad y que si lo hacemos juntos podremos perdurar en el tiempo. Quiero dejarles un ejemplo. No te das una idea lo que significa para mi qué a su corta edad me digan que cuando sean grandes quieren ser una mamá y un papá "cooperadora" y ni hablar lo que me pasa adentro cuando los encuentro jugando a que ya lo son y por ejemplo uno le vende uniformes al otro. Cuando eso sucede, todo el esfuerzo, el cansancio, cobran sentido y pienso que vale la pena."

¿Cuáles fueron los primeros desafíos a enfrentar apenas asumiste el cargo? ¿Cuáles son los principales proyectos a corto y mediano plazo?

"El primer desafío fue hacerle frente a la gran cantidad de trabajo que teníamos mientras lográbamos rearmar el equipo. Pudimos organizarnos bien, dividiendo correctamente las tareas y definiendo claramente las responsabilidades de cada una en cada caso puntual. Esto permitió llegar en tiempo y forma a conseguir lo que queríamos para las reuniones de padres e inicio de clases, porque no duplicamos o triplicamos trabajo, sino que fuimos más eficientes. Si bien la cooperadora no es una empresa ó una organización mi idea es intentar “profesionalizarla” un poquito cada día, implementando esta modalidad de trabajo que implica a veces reorganización y mejora de algunos procesos y procedimientos que nos permitan optimizar nuestro trabajo y dar un mejor servicio a la comunidad educativa. Hemos iniciado este camino el año pasado, ahora debemos ir ajustando. Como primer proyecto, propuse sumar hombres a la cooperadora y con gran alegría debo contarte que ya son dos los papás que se sumaron a trabajar. Quería que el trabajo sea mixto y no sólo de mujeres. ¡Espero que nos aguanten! Y que pronto se sumen más papás a trabajar. Además, la intención es dar continuidad a las actividades que ya veníamos realizando, como así también sumar algunas otras que estamos planificando y que pronto estaremos comunicando. Siempre trabajando en comisiones. En la medida de nuestras posibilidades, nos gustaría trabajar junto al Consejo Escolar, al Centro Unión Israelita y demás instituciones de la comunidad porque esa es nuestra misión, en la cooperadora creemos que las distintas miradas, desde distintos roles o desde diferentes ámbitos de actuación, pueden ayudar, potenciar y enriquecer cualquier trabajo. Estamos evaluando junto a la dirección del secundario la incorporación de nuevas prendas para conformar el uniforme de los chicos. Realizaremos reuniones con las directoras de todos los niveles para entender por dónde pasan hoy sus necesidades y tomaremos esa especie de “relevamiento” como base para empezar a pensar cómo colaboraremos este año. Estamos trabajando para mejorar nuestros canales de comunicación, se han incorporado al equipo de la cooperadora especialistas en la materia. También esperamos poder concretar nuestro evento anual."


¿Cómo pensás que se logra obtener el apoyo y la confianza de las familias de la Kehilá? ¿Qué pasos deben seguirse para lograr esto?

"Creo que se logra haciendo y contando lo que se hace para que todos se encuentren bien informados. Siendo transparentes. Es difícil en una comunidad como la nuestra lograr que todos estén contentos o conformes, y en ocasiones se hace cuesta arriba. Sin embargo, pienso que nada que se haga con amor, dedicación, esfuerzo y pasión puede salir mal. Y en la Cooperadora todos somos apasionados, trabajamos así, vamos hasta el fondo. La credibilidad, el apoyo, la confianza, se consiguen día a día con pequeñas acciones, no de un momento a otro. De todas maneras, siento que las familias nos apoyan, participan en nuestras actividades, nos agradecen y nos alientan a seguir adelante. Hay gente que se acerca para ofrecer su colaboración para alguna cuestión puntual. Algunos a veces se enojan y critican, lo cual en ocasiones duele, pero siempre tratamos de tomarlo como algo constructivo ó como una oportunidad de crecimiento y de mejora. Y no sólo la confianza de las familias nos motiva a seguir adelante, sino también la confianza de las autoridades del Centro Unión Israelita, la del resto de las instituciones y la de los directivos de la escuela en todos sus niveles. Es importante para nosotros saber y sentir a diario que valoran nuestra tarea, que confían en nosotros, que nos abren sus puertas y que están dispuestos a trabajar en conjunto. Nuestras puertas también están siempre abiertas para todos ellos, padres, directivos, autoridades o quien sea, siempre son bienvenidas sus opiniones y sugerencias."

¿Cuáles son los principales desafíos para la Presidenta de la Cooperadora y cómo influye el equipo completo de trabajo para estos logros? ¿Qué podés aportar vos como persona?

"Uno de mis principales objetivos, aunque quizás te parezca raro, no sólo se centra en el camino que aún me queda por recorrer en este rol, sino que además pienso mucho en cómo me gustaría que quede el barco cuando sea la hora de bajarme. Me he propuesto trabajar de forma responsable teniendo en cuenta ese aspecto desde ahora. Y si pienso en ese futuro, me gustaría dejar un equipo de trabajo consolidado, sólido, fuerte, feliz y que el "know how" (conocimiento) sea de la cooperadora en un todo, y no sólo de las personas en forma individual. Básicamente, que todo quede funcionando. Pero por supuesto que para lograr eso se necesita transitar un camino en “equipo” y no solamente siendo un grupo de personas. Creo fuertemente en el trabajo en equipo y en la energía especial que surge cuando cada engranaje de la maquinaria funciona bien, porque todo fluye y esto genera que no haya límites de acción y que todo lo que se proponga pueda hacerse. La sinergia y la empatía que se produce en un equipo cuando cada uno conoce su rol, sabe que hacer, entiende el lugar que ocupa (pero no por obligación, sino por decisión propia), tiene espacio para opinar, se siente parte, comparte ideas, toma decisiones, entiende adónde hay que llegar y cuáles son los pasos para lograrlo, es algo impresionante. Me ha tocado trabajar en diversas empresas, siempre con equipos, y he vivenciado esa experiencia, sé lo que grata que es y los resultados que produce en las personas, por eso me gustaría que así suceda en este equipo, en mi equipo. Ese desafío a largo plazo influirá, sin lugar a dudas, en nuestro trabajo a corto plazo y en el día a día. Debemos trabajar coordinadas, con compromiso, comunicándonos correctamente, teniéndonos confianza y complementándonos."

¿Qué mensaje le transmitirías a la Kehilá en general y a las familias de la escuela?

"Me gustaría invitar a todos aquellos papás ó mamás que quieran a sumarse a nuestro equipo de trabajo. La tarea es mucha pero apasionante y gratificante. Los invito a que puedan vivir esa sensación. ¡Hay lugar para todos!
Y no importa que no tengan mucho tiempo, ninguno de nosotros lo tiene, porque todos trabajamos, tenemos nuestra familia, nuestras actividades, pero lo que cada uno pueda dar es valioso. Y aunque parezca poco, entre todos terminamos moviendo montañas. Serán muy bienvenidos. No tienen más que contactarme Quisiera también, si me permitís, aprovechar este espacio para hacer algunos agradecimientos:
Primero a las mamás que decidieron seguir recorriendo este hermoso camino ahora conmigo a la cabeza, y a los nuevos que han querido sumarse a transitarlo.
Segundo, a las autoridades del Centro Unión Israelita y directivos de la escuela por darnos un lugar y apoyarnos siempre.
Y por último, pero no menos importante, un gracias especial a mi familia, que son mi pilar, mi motor, me escuchan, me ayudan, me tienen paciencia y aceptan que en ocasiones robe parte del tiempo para estar con ellos por estar haciendo alguna actividad de la Cooperadora."

Comentarios   

0 #1 Dora de Arab Cohen 06-04-2017 22:00
Hola , quiero decirles que siempre Cooperadora contó con mamis muy trabajadoras y amantes de esa loable tarea , y la eleccion de Ivanna es muy buena, es una mujercita con mucha fuerza, comprometida con lo que hace y de mucho empuje, no hay dudas que podran llevar a cabo este año todo lo que se propongan. Exitos a todo el equipo de Cooperadora, desde osfa-Wizo Cordoba.
Citar

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar