Imprimir

BAT MITZVÁ ESCOLAR: EMOTIVAS SENSACIONES

Tamaño letra:

Hace algunas semanas, te contamos todo lo que sucedió durante el Bat Mitzvá Escolar de este ciclo 2016-5776, y compartimos con la comunidad los testimonios de las protagonistas principales de esta historia. Pero ahora, luego de Iamim Noraim y del período de mayor reflexión en el año para el pueblo judío, les ofrecemos las sensaciones y emociones de algunos padres y madres de nuestras Bnot Mitzva, quienes pudieron disfrutar con orgullo de este gran paso que dieron sus hijas...


Natalia Sterin
: "Los proyectos con desafíos son aquellos que más recompensa tienen…Y si alguno cree que poner de acuerdo a 22 familias judías no es un desafío, es porque durante 2016 no estuvo en las vidas de las chicas de primer año. Sabemos que al decidir enarbolar la bandera del Bat comunitario, debimos defender nuestros pensamientos primero ante nuestras hijas, y luego convencer a Macerlo (tarea nada fácil). Y vengo hoy a tratar de contar porqué nosotros padres, decidimos ir por el camino difícil. Bien es sabido que no existe el judaísmo sin comunidad, que debemos ayudarnos y que nuestra kehilá es una gran familia, pero cuánto hacemos y educamos para fortalecer esta centenaria realidad. Vimos entonces la oportunidad de guiar a nuestras hijas en el camino de la igualdad, compañerismo, solidaridad y un proyecto común. Enseñarles que construir una comunidad es mil veces mas importante que caminar solas. Verlas vestidas iguales, leyendo la Torá juntas o bailando abrazadas, quizás es algo que hoy no alcancen a valorar, pero creemos que como padres les estamos dando una importante muestra de valores. Y no es es cualquier momento, sino justo el momento de su madurez, en el que deseamos que formen parte activa de esta gran familia. A los padres que gustosamente nos pusimos al hombro la organización de este hermoso Hito, no hay más que palabras de reconocimiento. Es sólo una muestra más del amor incondicional que sólo sabemos mostrar con mucha pasión. No queremos dejar de reconocer la gran tarea de nuestros rabinos que desde el primer día aceptaron acompañarnos, guiarnos y enseñarnos."

Carolina Glaser: "El judaísmo, mediante sus rituales, posibilita simbolizar el pasaje de momentos trascendentales en la vida personal, familiar y comunitaria. Al Bat Mitzvá de nuestras niñas elegimos compartirlo. Y hoy podemos evaluarlo desde los resultados.
Cito textual mensajes de algunos padres:
"Una gran experiencia, me posibilitó conocer un poco más a otros padres.... No tengo más que admiración y agradecimiento, estoy tremendamente orgulloso de nuestras hijas y de éste gran grupo..."
"Inolvidable para todos"
"Felices" "orgullo total"
"Felices del grupo humano, la unión hace la fuerza y con unión hay comunidad"
"Lo vivido nos ha llenado el alma, días inolvidables"

Hermoso trabajo en comunidad, uniendo esfuerzos para crear entre todos una melodía equilibrada, en sintonía, enriquecida por sus diferencias. Nuestras hijas fueron descubriendo los conceptos y valores del judaísmo junto a sus morim, y el dedicado y elegido material de estudio y trabajo (¡impecable la carpeta de Talmud Torá!), como así también compartiendo vivencias de compañerismo, solidaridad, democracia, escucha y mucha diversión. La unión del grupo que este trabajo conjunto posibilitó y el agradecimiento de nuestras hijas, verlas concentradas y conectadas con la lectura, con el canto, disfrutando y entendiendo que crecer no es fácil, pero es necesario y conmovedor, nos lleva a concluir que el Bat comunitario 2016 ha superado ampliamente nuestras expectativas. Agradecemos a todas la familias, al CUI, al colegio, a Macabi- noar, Marce Polakoff, Gabi Pristzker, Jessi Alterman, Ale Cohen, Marce Marianoff... Y a todos los que colaboraron para que esto fuera posible. ¡Kol Hakavod!"


Ariel König
: "El Bat Mitzvá comunitario ha sido, para mí, desde el comienzo aquella tarde en el Beit Midrash hace algunos meses, hasta la culminación con la lectura de la Torá por parte de Emma el sábado, una experiencia maravillosa. Me encantó sentirme parte de todo el proceso de estudio, tanto en las reuniones con Marcelo y Gabriel, como en mi hogar conversando del tema o ayudando a estudiar a mi hija. No tengo más que palabras de agradecimiento para con Marcelo, Gabriel, Jessy y Ale, como así también para con el resto de los padres con quienes me tocó transitar este camino."


Lily Schuty: "Hace más de 2 años, cuando a un grupo de padres se nos ocurrio esta loca idea de que nuestras hijas hicieran juntas su ceremonia de Bat Mitzvá, no pensábamos que superaría con creces nuestras expectativas. Mucho trabajo  y esfuerzo de los morim, Marcelo, Gabi, Jessi y Ale, una gran predisposición por parte de los directivos y profesores de la escuela, la dedicación, el respeto, solidaridad, de cada uno de los padres, y un gran trabajo en equipo, pero por sobre todo, las protagonistas de esta historia, que pusieron todo su amor en esto, amor al judaísmo y también entre ellas. Todo esto nos permitió cumplir y superar ampliamente nuestro objetivo, Hoy podemos decir: ¡misión cumplida!"


Andrea Sucari: "Todo este proceso de casi dos años, desde que, como padres gestamos la idea de hacer una ceremonia de Bat Mitzvá colectiva, fue un camino maravilloso. En lo personal, siento que los dirigentes de la Kehilá nos escucharon y buscaron la mejor solución para arribar a un resultado que superó ampliamente mis expectativas. No tengo palabras para agradecer el compromiso con el que Alejandra, Gabi, Jessi y Marcelo prepararon a las chicas. Mi hija vivió todo este proceso con gran estusiasmo y llegó al momento de la ceremonia muy bien preparada y convencida de lo que estaba haciendo y su significado. Fue una experiencia maravillosa para ella compartir este momento con sus pares y les ayudó a afianzar sus relaciones y a consolidarlas como grupo. Como papás, también vivimos una experiencia hermosa y muy rica, y tuvimos la enorme oportunidad de enseñarles a nuestras hijas, a través del ejemplo, lo que significa la democracia, el compañerismo, el respeto, entre muchos otros valores."


Daniela Mangupli
: "Hacía mucho que no me sentía tan bien dentro de mi Comunidad. Hacía mucho tiempo que no veía esencia de comunión, del “tener algo en común” y que lo mejor que tenemos es que podemos estar unidos, no sólo para las cosas malas (en donde uno se une rápidamente), sino también para las cosas buenas y lindas que nos da la vida, que es el CICLO DE VIDA. Las ceremonias fueron maravillosas, tanto la del viernes como la del sábado. Las chicas sabían perfectamente lo que tenían que hacer, se las veía comprometidas con la Tefilá y entre ellas. ¡Gracias a todos los que las acompañaron! Ojalá ellas lleven ese ejemplo a sus hijos, y lo que valga sea lo que se hace en conjunto. Es de gran valor cuando yo lo reconozco y veo al otro, y me sumo y puedo armar algo con el otro, esto en estos tiempos es muy difícil. Encontrar gente que quiera unirse, estar en equipo, que quiera durante dos años transitar juntos un camino en pos de un objetivo común. Considero que hemos realizado un salto y una gran enseñanza para nuestras hijas, para hoy y siempre."


Silvia Toraño
:
“Hazte un maestro, Consíguete un amigo Y juzga a todos con benevolencia…” Pirkei Avot

"Agradecemos a todos los maestros que forjaron a nuestra hija y la introdujeron en el estudio de la Torá y de las Mitzvot durante toda su preparación.
Agradecemos a sus compañeras de Bat que, durante este tiempo de estudio, aprendió a conocerlas y transformarlas en amigas.
Agradecemos a la  Vida que nos enseñó a juzgar sólo con el corazón, a no guiarnos por las apariencias y evitar actuar con suspicacia.
¡Un profundo agradecimiento y reconocimiento a todos los que hicieron de éste un sagrado e inolvidable momento!"

 
Ingrid Strusberg: "El Post bat mitzvá y tzedaká "Separarás el diezmo de todas tus cosechas" (Deuteronomio 14:22). Tamy firmó el compromiso de que donaría 10% de la plata que recibiría en dinero como regalo para el Bat Mitzvá a alguna entidad que lo necesite. El rabino Marcelo se encargó varias veces de recordarles que a esa tzedaká había que planificarla y hacerla efectiva. Cuando mandó un audio post Bat pensé: "¡¿otra vez?!" Y yo también, entonces, le insistí a Tamy para que se decidiera. Por primera vez en su vida, ella tenía dinero propio sin un fin predeterminado y tenía que desprenderse, no de lo que ella querría, sino de lo que había prometido. Y como tuvo regalos generosos, la donación sería importante. Empezó a indagar cuánto compromiso significaba lo que había firmado, entendiendo que la Firma y su Palabra tienen mucho Valor. Que lo que se promete debe cumplirse. Que eso la reafirmaba como la persona honesta que ella es. Después calculó el monto y le dolía pensar que no quedaría en su alcancía. Lo recalculó varias veces para ver si era correcta esa regla de 3 simple. 10%... ¡es simple! Lo tenía que dejar a un lado. Y lo separó físicamente, lo entregó, y guardó el resto. Entendió que tenía que desprenderse del dinero que ya no usaría para ella. Y en ese proceso tomó conciencia del valor del dinero del que se apropiaba y del que donaba. Por último, tras evaluar pros y contras de muchos destinos para ese dinero, con planteos que jamás hubiéramos imaginado, buscando el mejor modo de asegurarse la donación, llegó a una conclusión que la dejó satisfefcha y tranquila. Tal fue el revuelo que armó con tantas elucubraciones y conclusiones que terminó arrastrando a su hermano a sacar de los ahorros que aun tenía de su Bar Mitzvá, 3 años atrás, para que también donara una buena suma. Y es así como esta mitzvá de tzedaká movilizó a toda la familia, nos hizo hablar puertas adentro de cómo y por qué hay que donar, qué es y qué no es la solidaridad, la generosidad, del significado del cumplimiento de las promesas. Tamy se convirtió en Bat Mitzvá, no sólo por aprender a leer la Torá, sino porque vivió un proceso con muchas emociones que, seguramente, la harán crecer con fuertes valores arraigados en su dulce y alegre corazón."


Eri Roth: "Todos los padres nos encontramos sorprendidos y emocionados de cómo salió el Bat Mitzvá de nuestras hijas, cómo estuvieron las chicas tan unidas, cómo se respetaron, sin competencia. Es un proceso para repetir, y ojalá muchos papás se sumen a esta hermosa y emocionante  experiencia  en conjunto. ¡Queremos agradecer a Marcelo, Gabi, Jessi y Ale, por cómo guiaron a las chicas en este camino! La ceremonia fue distinta, y a la vez muy hermosa y emotiva. ¡Nada para criticar, todo fue bueno!"

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar