);

COMEDOR NUEVO, CORAZÓN CONTENTO

0

No es novedad decir que desde hace algunos períodos, las últimas Comisiones Directivas del Centro Unión Israelita enfocaron la prioridad de su trabajo en el ámbito escolar y en la educación que reciben nuestros hijos, aquellos que asientan las bases del futuro de nuestra Kehilá. La actual mesa directiva, en conjunto con el Consejo Escolar, realizó reformas esenciales y estructurales en el edificio del Colegio Israelita Gral. San Martín, renovando espacios y mejorando con grandeza las instalaciones en las que se generan el conocimiento y el saber de nuestros alumnos. Esta vez, tomamos una decisión primordial: renovamos el concesionario que brinda alimentos a los estudiantes en pos de conseguir la excelencia de esta tarea.

En nuestro colegio tenemos como base la educación judía, y bien es sabido que en el judaísmo, la alimentación ocupa un plano trascendental en la vida personal y comunitaria. El comedor escolar es un espacio central de la institución; allí, los chicos se alimentan, pero también sociabilizan, congenian, establecen vínculos, y es por ello que ese sector debe brindarles la mejor calidad de servicio, en cuanto a atención y comodidades.

Queremos que nuestros hijos se alimenten bien; y cuando decimos “bien”, hacemos alusión al vocablo “correcto”. El ideal de una concesión con una empresa que cumpla a rajatabla con los estándares de alimentación saludable ya es una realidad. Hace algunas semanas, se instaló en el edificio escolar el nuevo concesionario que se encargará del espacio gastronómico para nuestros estudiantes. Se trata de la empresa “Dimaría”, especialistas en “Catering Institucional”, y considerada entre las mejores de su rubro.

Ante la necesidad de brindar excelencia a los socios de nuestra institución, a padres y alumnos de la escuela, o incluso al mismo personal docente y staff de trabajadores que allí desempeñan sus tareas, el Consejo Escolar, encabezado por el Lic. Diego Lamisovsky, realizó una tarea eficiente y minuciosa en la búsqueda de la nueva concesión. Se efectuó un procedimiento de selección que llevó entre 60 y 90 días, en el cual se comenzó con una base de 10 oferentes, que luego fue reducida a 5, 3, 2 y finalmente, aquél que fue seleccionado. Los criterios de selección fueron muy estrictos, y básicamente estuvieron relacionados a antecedentes (en una primera etapa), luego a la garantía del ofrecimiento de un servicio que se desempeñe acorde a todas las normas legales y bromatológicas vigentes, y también que cumpla sus funciones a un nivel altamente profesional. Además, dentro de esa profesionalidad, un elemento vital para el proceso de selección fue la inclusión de las normas de Kashrut en el esquema alimenticio. Por otra parte, se hizo hincapié en la calidad humana que tendrá el personal que atenderá a los alumnos de la escuela. Queremos una concesión ejemplar y profesional, pero que también pueda mostrar amabilidad y empatía en el ámbito del comedor.

A partir de este nuevo proyecto, padres y alumnos se encontrarán con un personal bien predispuesto y preparado para trabajar acorde a las buenas prácticas en lo gastronómico. Desde la utilización de uniformes, guantes y barbijos, hasta la higiene de cada uno de los elementos utilizados, todo está acorde a las normas bromatológicas actuales y con las habilitaciones sanitarias correspondientes.

Por otro lado, a partir de ahora, los alumnos obtendrán sus tickets de alimentos en el ingreso de la escuela, y será la institución quien provea de los mismos a los estudiantes; es decir, el servicio ya no estará tercerizado, y eso le da la potestad al colegio o al Centro Unión Israelita de la exigencia y cumplimiento de aquello pactado en el nuevo contrato.

El nuevo comedor (lo denominamos así sabiendo que el espacio no cambió, pero los aires y su espíritu fueron renovados) ya tiene sus puertas abiertas para el disfrute de nuestros alumnos. Necesitamos el apoyo de toda la comunidad, y sobre todo, de los padres de nuestros estudiantes, para que este proyecto pueda estar garantizado durante mucho tiempo. Los invitamos a disfrutar de este gran ámbito de alimentación sana, saludable y kasher, y a adquirir estos servicios para el bienestar de nuestros hijos.

Conocemos esa legendaria frase que alude a la felicidad conseguida tras el logro de una “panza llena”. Aquí queremos, no sólo llenar la panza de nuestros hijos, sino también hacerlo de la manera adecuada, desde el punto de vista de la salubridad y también desde la amabilidad y la calidez. Queremos presentar en comunidad este nuevo proyecto, y así poder decir “Comedor nuevo, corazón contento”.

Cdor. Hugo Waitman
Presidente del Centro Unión Israelita

 

 

_______________________________________

A continuación, compartimos los testimonios de algunos alumnos de la escuela y las imágenes del nuevo comedor:

Martina Kanoivicki (6º grado): «Muy bueno y muy rico todo. Me gustó la tarta de atún y las tostadas que te dan para acompañar las comidas. Todo está súper bien.»

Alejo Styryn (2º grado): «Las milanesas me gustan mucho, es todo muy rico y me gustan las frutas de postre. Está muy bueno.»

Camila Reisin, Luciana Lijtenstens, Dalit Katz (2º año): «El servicio está muy organizado y estamos muy contentas. La comida es muy rica, y saludable, las opciones del menú principal también son super nutritivas. Nos gusta que la gente sea muy amable, y que nos den la jarra para tomar agua, los condimentos en las mesas, y la limpieza en general.»

Matías Scheck (6º año): «Está mortal el servicio, ha cambiado un montón. Uno puede repetir las veces que quiere y las porciones son muy abundantes. Te dan pan, varias opciones de postres y la gente es muy respetuosa. Espero que sigan así, porque la verdad es que está muy bueno.»

Andrés Obeide (4º grado): “Estoy muy contento con el nuevo bar, es riquísima la comida. Me gusta que haya ensalada de papa y huevo, es mi favorita.»

Lautaro Mazzola (1º grado): “Comí super bien en el colegio”.

Sofia Biga (6º año): «El nuevo servicio del cole me parece muy bueno, las comidas son abundantes y está bueno que tengan dos opciones para los que no comen carne, que es mi caso. El personal es muy atento y servicial.»

 

{phocagallery view=category|categoryid=446|limitstart=0|limitcount=0}

No hay comentarios

UN ORGULLO PARA NUESTRA KEHILÁ

  Para quien todavía no lo vio, aquí compartimos el video con la participación de nuestro rabino Marcelo Polakoff, con la bendición interreligiosa, al finalizar ...
Abrir chat
1
¡Hola! ¡Si querés recibir las noticias en tu celular hacé click acá y suscribite!
Powered by