DECLARAR PARA ACLARAR

0

Compartimos el artículo publicado por nuestro rabino Marcelo Polakoff, en la edición del martes 31 de octubre de 2017 del periódico La Voz del Interior…

———————————-

Los claroscuros son una evidencia más –por si hace falta– de que la Creación es diversa.

Casi nada es absolutamente claro, como en general nada es tampoco completamente oscuro.

Parece, pero no es una obviedad. Y menos en el terreno interreligioso, donde muchas veces se coquetea sólo con lo luminoso, pretendiendo una utopía ingenua, a la que muchos hemos renunciado hace bastante tiempo.

¿A qué van estas elucubraciones? A encuadrar algo maravilloso que sucedió ayer en Córdoba y que tiene implicancias para toda América latina y el Caribe.

Cuatro organizaciones –el Consejo Episcopal Latinoamericano (Celam), el Congreso Judío Latinoamericano (CJL), el Consejo Latinoamericano de Iglesias (Clai) y la Organización Islámica para América latina y el Caribe (Oipalc)– firmaron la denominada “Declaración de Córdoba”.

Declara formalmente que América latina y el Caribe son una zona de convivencia interreligiosa. La idea que subyace es fortalecer la convivencia y proteger el pluralismo de nuestra región, funcionando, a la vez, como un hito para la profundización o la creación de programas y proyectos que los promuevan.

¿Por qué en Córdoba? Por dos motivos. Por un lado, en virtud del recuerdo de la ancestral convivencia entre musulmanes, cristianos y judíos, que caracterizaba a la Córdoba de la Andalucía medieval. Y por otro, por los casi 20 años de constante tarea interreligiosa del Comité Interreligioso por la Paz (Comipaz). Por ende, la elección de esta ciudad mediterránea no es casualidad.

La declaración en sí misma es sencilla, pero en parte de su primer párrafo puede atisbarse la clave de su éxito. Allí se afirma que “ha habido épocas y zonas con distintos grados de incomprensión entre nuestras comunidades”, y este reconocimiento pleno y veraz de lo que hemos sido capaces de hacer –en términos de daños mutuos– es un punto de partida ideal para destacar, al mismo tiempo, la potencialidad preciosa que también tenemos para fortalecer la convivencia.

En tiempos en que los claroscuros persisten y se enturbian en varias regiones del planeta, blindemos juntos estas benditas tierras, evitemos importar conflictos estériles y violentos, y exportemos fraternidad en serio.

Son tiempos propicios para declaraciones que puedan ayudar a que aclare un poco. Y a eso también estamos llamados.

 

Rabino Marcelo Polakoff.

No hay comentarios