);

El gran día de nuestras Bnot Mitzvá

0

Se realizó el Bat Mitzvá Escolar, y 23 niñas llegaron a ese día tan ansiado por ellas, y también por sus familias. Durante las ceremonias de Shabat, con un Templo colmado, cada una realizó su lectura de la Torá y así dieron ese gran paso para la vida judaica. En este artículo, compartiremos las sensaciones de las protagonistas, imágenes de este gran momento que vivieron, acompañadas de una breve introducción de nuestro seminarista Gabriel Pristzker, uno de los integrantes del equipo de trabajo que guió a las Bnot Mitzvá durante su proceso de preparación y formación…

«Doce años después de haberlas visto nacer, padres, madres, abuelos, abuelas, familiares y afectos cercanos, pudieron observar cómo estas niñas emergieron, ya no a la vida biológica, sino que hicieron su propio «ki tetzé» hacia el umbral de la vida madura, social, hacia la responsabilidad y la libertad que implica comenzar a tomar, lentamente, decisiones propias. El pueblo judío, sabio y milenario en cuanto a la gestión de los recursos internos que tienen los seres humanos, enmarcó este nuevo «ki tetzé» en un conjunto de rituales y procedimientos que tienen como centro la lectura de la Torá que realizó cada una de las niñas; así, símbolicamente decimos que esto, si bien apunta hacia la maduración, se hace mediante un texto tutor, de manera que la salida sea firme. Ese texto es la Torá, y es el momento cúlmine de la ceremonia, allí donde pudimos escuchar a las Bnot Mitzvá, cada una pronunciando las bendiciones previas y posteriores a la lectura de sus pasajes específicos de Parashat Ki Tetzé, el fragmento que correspondía en ese Shabat.»

Seminarista Dr. Gabriel Pristzker

 

Tamar Litvinoff: “Una de las cosas que más disfruté fue la fiesta, pero también cuando leí la Torá fue una gran experiencia; al principio estaba muy nerviosa, pero luego de tanto estudio y prácticas, los nervios desaparecieron. Recomiendo esta experiencia a todas las chicas, ya que aprendés mucho sobre Judaísmo.”

Ludmila Malat: “Lo que más me gustó de hacer el Bat junto a 22 chicas fue que esto nos unió más como compañeras. En el momento de prepararnos, lo más divertido fue aprenderse las canciones porque nos dividimos en grupos para poder cantar todas, y lo costó un poco más fue el tema de la Aliá de la Torá.”

Danit Lijtenstein: “Lo que más me gustó de hacer el Bat las 23, fue que pudimos conocernos mejor y compartimos más momentos juntas”

Uma Krüger: “La verdad es que me gustó todo. Hacer el Bat Mitzvá de a 23, nos unió como grupo, disfruté mucho hacerlo con mis compañeras. Lo que más me emocionó fueron las palabras que el seminarista Gaby Pristzker nos compartió en la ceremonia del sábado a la mañana. Fue una experiencia que le recomiendo a todo el mundo.”

Emma König: “Nuestro Bat Mitzvá fue una experiencia inolvidable, donde mis compañeras y yo profundizamos el conocimiento sobre nuestras raíces para convertirnos en personas capaces de desarrollarnos plenamente en nuestras vidas.”

Dalit Sidi: “Lo que más me gustó del Bat Mitzva fue poder haberlo compartido con todas mis compañeras, sin ellas nada hubiera sido lo mismo. Fue hermoso pasar por esta etapa llena de felicidad y que me dejó maravillosos recuerdos”

 

Abril Azulay: “A mí, lo que me más me gustó de haber compartido este día con mis 23 amigas fue que nos pudimos conocer mejor, comprender qué significa ser bat mitzvá y que pudimos entrar a ser mujeres judías todas juntas.”

Stefi Molar: “Lo que más me gustó de haber hecho el bat con todas mis compañeras fue que pude conocerlas mucho más a cada una y divertirnos en cada una de las clases”

Martina Rosenhek: “Me encantó hacer esta ceremonia junto a todas las chicas, ya que es más lindo compartir la experiencia con todas, conociéndonos más entre nosotras y seguir cultivando nuestra amistad”

Giuliana Katz: “Lo que más me gustó fue compartir una experiencia inolvidable con todas. Me alegraron todas las clases. Los momentos en que estábamos juntas las 23, fueron los mejores”

Carolina Levy: “Lo que más me gusto de hacer el bat con todas, es que nos pudimos unir más y compartirlo con emoción y alegría”

Tali Barinboim: «Me encantó hacerlo con todas mis compañeras porque las conocí más y disfruté mucho de que compartamos este momento tan especial.»


Florencia Molar: “A mi me gustó muchísimo hacerlo en conjunto y poder disfrutar con cada una y conocerlas mejor. Fue una experiencia inolvidable”

Camila López Eblagon: “Me encantó la preparación. Fue una experiencia única y compartimos momentos con otras chicas, con las que no teníamos tanta relación: juntadas, ensayos, repaso de canciones, etc. Todo hermoso. Lo mejor, la lectura de la Torá.”

Erika Elijis: «Me encantó hacerlo en grupo, fue y es una experiencia única, inolvidable, uno de esos recuerdos que quedan para toda la vida. También pude hacerme un poco más amiga con algunas chicas con las que no hablaba nunca. ¡En Talmud Torá, éramos una multitud! Lo recomiendo 100%, es único compartir todos los momentos previos: las apuradas, el vestido, las canciones, los turnos; con la lectura de la Torá entrás en shock, pero es un honor leerla.»

Daira Akselrad: «Lo que me gustó es que nos unimos más, pudimos compartir las emociones, las alegrías, los nervios, ¡el estudio! Todas juntas pasamos a una nueva etapa de nuestras vidas, ¡ya somos mujeres judias! ¡Gracias al equipo maravilloso que nos preparó para transitar este camino de la adultez!»

Victoria Szub: “Lo que más me gustó de hacer el bat con mis compañeras es que conocí mucho sobre ellas y que ahora somos más unidas”

Caro Ulfohn: «Me parece que estuvo bueno poder compartirlo con amigas y con los seres queridos. Nos pudimos unir más entre todas y nos encantaron cada una de las clases de la preparación.»

 

Julieta Melinsky: «A mí lo que más me gustó fue poder formar nuevas amistades con distintas personas, abrirme más y poder pasar momentos hermosos con ellas, que quedarán siempre en mi corazón.»

Sofía Mangupli: «A mí me gustó compartir este momento con mi familia y amigas, formar nuevas amistades. Disfruté mucho la fiesta y la ceremonia del sábado, me emocioné mucho al cantar canciones de mi religión al lado de mi familia y leer la Torá.»

Micol Roth: «Me sentí muy bien al hacer esto entre todas, y fue bueno poder compartir todo con ellas: cantar, la ceremonia, leer la Torá. Es algo muy bueno poder hacerlo juntas, ya que antes se decía que lograr esto era mucho lío, pero para mí no hay nada mejor que haber formado este grupo, en el que nos reunimos todas, y en el Bat nos sentimos mejor estando juntas.»

Ana Williner: “Me encantó compartirlo con todas mis compañeras. Disfruté que entre todas nos ayudemos y estar al lado de ellas mientras leíamos la Torá”

Vale Dujovne: «Sentí que fue un momento muy especial y que me encantó poder compartirlo con todas mis compañeras.»

 

{phocagallery view=category|categoryid=488|limitstart=0|limitcount=0}

No hay comentarios

Te recomendamos leer