);

EN COMUNIDAD TODO ES MEJOR

0

En el marco del programa de Bat Tanaj, en la unidad “Ciclo de vida”, se reunió nuestro Seminarista y moré Gabriel Pritszker con grupos de familias de nuestras Bnot Mitzvá.

En diversas casas de familias, recibieron a Gabi en un espacio íntimo, fluido, con una posibilidad de intercambio y aprendizaje compartido, y con rica comida y risas de por medio. Los papás, hijas y hermanos, analizaron de manera conjunta aquellas ideas y cuestiones emocionales, culturales y sociológicas detrás del evento que llamamos Bat Mitzvá, tanto desde el lado de las niñas (que dejan de serlo), como de los adultos.

En el caso de las niñas, con su Bat Mitzvá se celebra un “segundo nacimiento”, más allá del biológico, se trata de uno vinculado con lo social, con la madurez, la duda, y hacia la libertad. En el caso de los padres, lo que se transita es una etapa de preguntas en relación a la trascendencia personal, al qué hacer con lo heredado y cómo se transmite a la generación que le sigue, convirtiéndolos en seres trascendentes, llevando esto hacia un plano de inmortalidad.

En este sentido, la ceremonia de Bat Mitzvá es la punta del iceberg, en donde estos conceptos de transcendencia, de cierta inmortalidad, se ponen en juego para los adultos, y se genera un renacer hacia lo social y la libertad en las jóvenes.


Compartimos algunos testimonios de madres de las Bnot Mitzvá

Daniela Mangupli: “Este año es muy especial, nuestra hija, junto a todas sus compañeras pasarán por la celebración del Bat Mitzvá. En este marco, el Rabino Marcelo, el Seminarista Gabriel, junto a Ale Cohen, nos propusieron realizar algunas actividades en familia y en nuestros hogares.
Rápidamente nos organizamos, y en torno a una hermosa mesa comenzamos la reunión acompañados por Gabi. Padres, Bnot Mitzvá y hermanos, pudimos poner en consideración nuestros puntos de vista respecto al significado que tiene para nuestras hijas el Bat, y en esa conversación se dio lugar a que las chicas expresaran sus inquietudes y emociones respecto del momento que están atravesando, sus cambios, sentimientos y experiencias que vienen con el crecimiento.
Este encuentro nos permitió, además, un hermoso acercamiento entre las familias, en el que pudimos recuperar anécdotas, historias de nuestra infancia, como así también recuperar nuestro judaísmo a través de estos relatos, anécdotas e historias vividas. ¡Gracias en nombre de todos por permitirnos vivir momentos tan hermosos!»

Ingrid Strusberg: “El jueves 19 de mayo nos reunimos en casa unas cuantas familia Seis hijas sonrientes que miraron con cierta desconfianza y estupor los videos que sirvieron para abrir la charla: primero, un video clip de un chico que cantaba canciones muy conocidas de distintos géneros, pero reemplazadas con letras que invitaban a asistir a su Bar Mitzvá. La primera reacción de las chicas ante semejante desmesura fue: ¡“que no se queje si sus amigos le hacen bullying”!. El segundo video fue un extracto de una película (The Seriousman) en el preciso momento en que debe empezar la lectura de la Torá y el templo está lleno de personas que, en silencio, lo observan fijamente y suspiran con alivio cuando empieza a escucharse la hermosa voz entonada del Bar Mitzvá. Ahí hubo silencio por parte de las chicas. Glup.
Gabriel centró la atención en qué significa el Bat Mitzvá como parte del ciclo de la vida, no solo judía, sino también de la vida biológica. Comparamos cómo son los ritos de pasaje a la adolescencia en otros grupos, por qué es tan importante que esta transición sea lo más sana posible, y por qué el Bat ayuda a que así sea. Les explicó cómo se van a ir preparando para leer la Aliá que les toque. Las chicas escucharon atentas y preguntaron sus dudas. Los comentarios de los padres fueron intercalándose con recuerdos de sus propias experiencias. Ante el inexorable crecimiento de las chicas, este rito sirve para dejar constancia en la vida de los padres de que, a través de la realización del Bat Mitzvá, apuestan a la continuidad, a la persistencia en la comunidad y al fortalecimiento de la identidad judía.
Mientras conversábamos, comíamos cosas ricas, así que las interrupciones sirvieron para distender y lograr un clima armónico que permitió compartir un espacio diferente, un hermoso momento. Luego de que se fuera Gabriel, las chicas aparecieron de repente, disfrazadas y cantando el Lejá Dodí con ritmo de cumbia. Se ve que el video desmesurado del inicio las inspiró y nos sacaron unas cuantas carcajadas a los padres.”

Alicia Zentner: “La reunión compartida en nuestro hogar con Gabi Pritszker y las familias Lijtenstens y Roth fue distendida y muy emotiva. En ella, debatimos la importancia de que nuestras hijas hayan decidido hacer su Bat Mitzvá, continuando con nuestras tradiciones y tomando el compromiso de transmitirlas en el futuro a sus hijos. Estamos felices de acompañar a nuestras niñas en su Bat, con la satisfacción de saber que los valores judaicos transmitidos por la familia y la comunidad rindieron sus frutos. ¡MAZAL TOV!”

Natalia Sterin: “Siempre es bueno poder intercambiar nuestros pensamientos con amigos, pero si esto se da en un marco familiar y acompañados por una persona que brinda tanto afecto, las sensaciones son más gratificantes aún. El martes 10 de mayo, tuvimos el honor de invitar a otras tres familias y a Gabi Pritzsker a nuestro hogar. El tema a tratar fue el compromiso personal y familiar que cada uno tiene con el Bat Mitzvá de nuestras hijas. Las opiniones fueron de las más diversas, y Gabi fue explicando algunos aspectos históricos y religiosos que permitieron que la charla sea enriquecedora. ¡Esperamos que estos momentos se puedan repetir!”

 

______________________________________________

No hay comentarios

Abrir chat
1
¡Hola! ¡Si querés recibir las noticias en tu celular hacé click acá y suscribite!
Powered by