);

HISTORIAS QUE NECESITAN SER CONTADAS

0
La tarde del miércoles 30 de octubre fue de gran contenido dentro del eje «conversatorio» de «Aleph, Espacio Cultural». «Homenaje a una heroína silenciada» fue el título de la charla, referida a Raquel Liberman, la primera mujer en denunciar ante la justicia una red de trata denominada Zwi Migdal (historia que sirvió de base, por ejemplo, para el guión de la telenovela «Argentina: tierra de amor y venganza», emitida este año por Canal 13).
Los conferencistas fueron Myrtha Schalom, escritora, autora de “La polaca. Inmigrantes, rufianes y esclavas a comienzos del siglo XX”, junto a José Luis Scarsi, escritor, autor de “Tmeiim: los judíos impuros. Historia de la Zwi Migdal».
La temática, atractiva, despertó el interés de todos los presentes que llenaron el salón de Alvear 254.
El primero en hablar fue Scarsi, quien realizó una contextualización del tema dentro de la época abordada. Se refirió a la red de prostitución y auge de los rufianes en los comienzos del Siglo XX en Argentina, con mujeres judías involucradas, que eran traídas desde Europa. Luego, se situó en el año 1929, momento en que se efectúa la denuncia de Raquel Liberman, quien había llegado varios años antes a nuestro país. Tal como explicó el escritor, esta denuncia prospera, pero sólo en primera instancia, luego es descartada por falta de pruebas, y los involucrados ni siquiera son expulsados, por sus buenas relaciones con la policia y organismos de poder de aquel entonces. También realizó una muestra de fotos de la época, que incluyó periódicos, listas de proxenetas con imágenes de ellos y también de sus tumbas junto a sus mujeres, capturas gráficas de «madamas», ilustraciones, registros policiales, e incluso documentos firmados en aquellos años.
Más tarde llegó el momento para Schalom, quien se refirió directamente a la historia de Raquel Liberman, su situación como víctima, acontecimientos que la rodearon socialmente, y su decisión de acudir a la justicia para hacer la histórica denuncia contra Zwi Migdal, red que aparentaba socorrer a mujeres judías pobres de Europa, pero en realidad, las reclutaba para que sean explotadas en nuestro país.
«Estas son historias que necesitan ser contadas, y es lo que intentamos hacer cada vez que nos invitan a brindar estas charlas en algún lugar», explicó la escritora hacia el final de la conferencia, dejando en claro, una vez más, que el espacio «Aleph» es en la actualidad, una sala elegida por excelencia para este tipo de presentaciones.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.


No hay comentarios

1
¡Hola! ¡Si querés recibir las noticias en tu celular hacé click acá y suscribite!
Powered by