Sheasani Ishá y un atardecer junto a Felipe Yafe

0

La noche fue encantadora. El Beit Midrash Ierushalaim necesitó del agregado de sillas para albergar por unas horas a la gran concurrencia de miembros de la Kehilá de Córdoba. Fue el tercer encuentro del año del grupo Sheasani Ishá, y en una edición especial abierta para mujeres y hombres, el invitado fue Felipe. En Córdoba, a veces nos tomamos la licencia de nombrarlo sin su apellido, todos saben de quién se habla.

El  rabino que desempeñara sus tareas en nuestra Kehilá décadas atrás, nos continúa visitando a menudo para brindar alguna charla, coordinar una clase, o simplemente, para volver a encontrarse con muchas caras que durante largos años fueron parte de su vida, tanto como él lo fue para la comunidad.

En este caso, y ante más de 100 personas, se sumó al ciclo “Biografías no autorizadas del Tanaj”, la propuesta de las mujeres de Sheasani para este año. Para la clase, trajo un texto polémico y muy atractivo; una historia del Rey David, pero no aquella en que mató a Goliat, o quizás alguna que narre sus éxitos como monarca del pueblo de Israel; el invitado eligió un escrito del libro de Samuel que él mismo  definió diciendo: “Ubica al Rey David como pecador”. Se trata del relato y análisis de la historia de David y Batsheva. Resumidamente, el rey comete adulterio al mantener relaciones con una mujer casada con uno de sus soldados, y luego, tras algunos elementos narrativos que se suceden, incluído el embarazo de Batsheva – la mujer en cuestión -, termina por pedir que “disimuladamente” se coloque a su marido al frente de las filas de guerreros para que muera.

De esta manera, Felipe planteó un análisis polémico, en el que una de las figuras más emblemáticas de la historia del pueblo judío comete un pecado doble, y de esta manera queda sometido al juicio, muchos siglos más tarde, de aquellos que deciden interpretar y estudiar el texto.

Con el estilo que lo caracteriza, y con esa inacabable capacidad de transmitir conocimientos, el rabino una vez más cautivó al público y extrajo aplausos dobles, hasta triples.

Desde aquí, continuamos aplaudiendo también la iniciativa de las “Sheasanis” y el apoyo del Centro Unión Israelita para que el contacto entre la Kehilá de Córdoba y Felipe Yafe pueda mantenerse periódicamente.

¡Gracias Felipe por visitarnos una vez más!

destacada

No hay comentarios

Te recomendamos leer

HABIA UNA VEZ UNA EMBAJADA

Comentario a parashat “pekudei” por el rabino marcelo polakoff La espada llega al mundo por la dilación de la justicia y por la perversión de ...