TODAS LAS VOCES, TODAS…

0

La noche del jueves 24 de agosto en el Templo Beit Israel fue una experiencia “multisensorial” maravillosa.  Podían cerrarse los ojos y sentir un traslado hacia espacios emocionales, de esos que quedan resonando por mucho tiempo en la memoria.

“Voces en el Templo – Segunda edición” anunciaban las promociones del evento, y el encuentro coral se llevó a cabo dejando una extraordinaria velada en la sinagoga de Alvear 254.

Luego de la recepción general realizada por el rabino Marcelo Polakoff, el coro Shir Hashirim, presentado por su Director, Lic. Fernando Israilevich, hizo las veces de anfitrión y se encargó de poner los primeros sonidos de la noche en escena. “Ve`ahavta”, “Ufros Aleinu”, y una dinámica ejecución de “Iajad” (con la participación del público), fueron algunos de sus grandes momentos.

Más tarde, el jazán de la Kehilá, Gustavo Serrano Peker, junto a Fernando Israilevich en el teclado y la Directora del Coro del Colegio de Kinesiólogos, Lic. Eva Luna, realizaron una interpretación melódica muy emotiva, con la entonación de un “Aleluia” muy especial, seguido por la canción “La plegaria”.

Posteriormente, se presentó el ensamble vocal “Rishrush”, con algunas de sus interpretaciones (una hermosa versión de “Shabat Shalom” dio cierre a un gran momento), y luego llegó el turno del Coro del Colegio de Kinesiólogos, quienes se acercaron al Aron Hakodesh y entonaron su repertorio desde allí. Grandes sonidos fueron los que se sucedieron, con bellas interpretaciones de “Balaio” (una tradicional pieza brasileña), o “The lion sleeps tonight” (canción popular africana), entre otras.

Antes del cierre, hubo un espacio para la presentación del nuevo ensamble instrumental del Centro Unión Israelita, también dirigido por Israilevich.

Para finalizar, llegó “Coral encanto”, con la dirección de Alejandra Seimandi, y un repertorio variado y encantador, que incluyó canciones como “A la mina no voy”, en una versión con arreglos de Fernando Castells, “Chiquilín de bachín”, del gran Astor Piazzolla, o “Vientito de Achala”, de José Luis Aguirre.

El cierre de la noche fue con unas palabras del Presidente del Centro Unión Israelita, Cdor. Hugo Waitman, quien agradeció a todos los artistas que participaron del encuentro, y se mostró muy orgulloso por la organización de esta gran actividad cultural desde la comunidad judía de Córdoba y la apertura social que implica la participación de otros conjuntos corales extra-comunitarios.

Voces que se hicieron escuchar en el Templo, y melodías que seguirán resonando en mentes y corazones.

Todas las voces, todas, para un público que fue “todo oídos”…

 

destacada

No hay comentarios

Te recomendamos leer

La educación por competencias

Comentario de Parashat Ki Tetzé, por el seminarista Dr. Gabriel Pristzker, de la Kehilá de Córdoba, Argentina “Ki tetzé”, la parashá de esta semana, contiene ...