);

Todo depende, dónde coloquemos la pausa

0

Comentario a la lectura de la Torá de Iom Kipur, por el rabino Pablo Gabe, de la Kehilá de Córdoba, Argentina

Todo depende, dónde coloquemos la pausa

“Porque en este día Él os perdonará purificándolos de todos vuestros errores delante de Ad’ habréis de ser purificados” (Vaikrá 16: 30).

El versículo anterior corresponde a la lectura de la Torá de este Shabat, conocida como Ajare Mot. Es la lectura que nuestros sabios establecieron para la mañana de Iom Hakipurim. En la misma, vemos todo el ritual que el Cohen Hagadol (Sumo sacerdote) llevaba a cabo para obtener el perdón suyo, de su familia y de todo el pueblo de Israel. Por otra parte, este versículo es entonado en la noche de Kol Nidré, marcando firmemente el pedido de perdón que hacemos esa noche. Es el momento crucial en el que pedimos el perdón y la absolución de todos nuestros errores cometidos durante el último año.

Antes de comenzar el análisis de estas palabras, es necesario hacer una pequeña introducción a un concepto central de nuestra tradición. La lectura de la Torá, en las diferentes sinagogas del mundo, se lleva a cabo mediante una melodía especial. Esta musicalidad la proporcionan los Taamei Hamikrá (literalmente, el sentido o gusto del texto). La cantilación del texto no solo nos da una melodía. También nos permite saber en que lugar debemos acentuar cada palabra. Y como si fuera poco, nos ayuda a dividir la oración (sujeto y predicado, como lo entendemos en castellano).

Si leyéramos este versículo en hebreo, veríamos como los Taamei Hamikrá, nos modifican el sentido del mismo.

El versículo anteriormente citado, no tiene puntos ni comas (totalmente intencional de mi parte). De esta manera, podemos hacer varias lecturas del mismo, dependiendo, donde coloquemos la pausa. De acuerdo a una primer lectura del versículo, se entendería que frente a Dios, seríamos perdonados de todos nuestros errores.

Otra opción de lectura sería la siguiente: “Porque en este día Él os perdonará purificándolos, de todos vuestros errores delante de Ad’, habréis de ser purificados”. De esta forma, nos cambia totalmente la idea. Según esta versión, en Iom Kipur solo seríamos perdonados frente a Dios, por los errores cometidos solo frente a Dios, y no de todos nuestros errores.

Esto nos deja dos enseñanzas: En primer lugar, el de separar los errores que hemos cometido frente a Dios; de los que cometimos frente a nuestro prójimo. No es lo mismo el perdón a Dios que el perdón al prójimo.

En segundo lugar, utilizar los Taamei Hamikrá como un vehículo de estudio de la Torá. Tener la capacidad de crear con ellos y así encontrar diferentes mensajes que nos proporciona nuestro libro sagrado.

Todo depende, donde hacemos la pausa en la lectura de una oración.

Rabino Pablo Gabe
Kehilá de Córdoba, Argentina

 

No hay comentarios

Te recomendamos leer

TEFILÁ, ENCUENTRO, COMUNIDAD…

Con el inicio de clases transcurrido, los alumnos en la escuela llenando de historias y sueños cada uno de los pasillos, y el Beit Midrash ...
1
¡Hola! ¡Si querés recibir las noticias en tu celular hacé click acá y suscribite!
Powered by