UN SHABAT COLMADO DE RECUERDOS

0

La semana pasada fue el primer gran “Kabalat Shabat del Reencuentro”, una nueva iniciativa del Centro Unión Israelita para que promociones escolares de años anteriores puedan unirse nuevamente en una noche muy especial, en el marco de la ceremonia que se realiza cada viernes en el Beit Midrash Ierushalaim junto a nuestro seminarista Gabriel Pristzker.

La reunión inaugural fue con la “Promo 1982”, quienes compartieron una experiencia maravillosa. Aquí compartimos un par de testimonios que reflejan lo que se vivió en esa noche inolvidable:

Jorge Machtey: “Fue una noche mágica, de reencuentro con gente de toda la vida. 35 años de egreso, que son casi 47 años compartidos con ellos, de toda la camada jardín, primario y secundario. Fue una emoción tremenda, un Kabalat Shabat diferente, un “negro” Pristzker brillante, y la presencia de los morim también ayudó a que nos traspolemos a aquella época. Agradecemos a la gente que trabajó para la organización de esta actividad, a Jimmy Felsztyna, a la Morá Susan Chami que estuvo atenta a cada necesidad, a Mathías Bechini, a quienes se encargaron de la organización y preparación del Lejaim. Resumiendo, fue una noche hermosa que quedará por siempre en nuestros recuerdos.”

Reyna Perez: “Aunque han pasado algunos días desde el lindísimo encuentro tan perfectamente organizado, les cuento que Mashe (Marcela Zadoff), como buena poeta, llevó un texto preparado. Además, recibimos una bendición de parte de Gabi Pristzker y se rezó por los que ya no están entre nosotros, tanto compañeros cómo docentes. Jorge leyó el emotivo mail que envió Sergio Rubín y pronunció unas breves palabras. Después se sumó Lily Buri, quién agradeció a los Morim por habernos dado tanta contención, dedicación y educación formal y no formal. Entre los presentes, estuvieron Ana Glaser, Pichu y Feigue Solodki (más conocida como Machtey). Ellos también hicieron comentarios de lo especiales que somos como grupo y de las bellas épocas del colegio. Sinceramente, fue una noche increíble… ¿Cómo no emocionarse? (más aún los que, como yo, tenemos el lágrimal flojo…”

——————-

Compartimos aquí el texto redactado por Marcela Zadoff:

Tic tac tic tac tic tac
Eso que llamamos TIEMPO es una medición artificial, creada por el bípedo implume para mensurar aquello que se nos escapa, es un acuerdo simulado, forzado.
El tiempo VERDADERO se cuenta en momentos vividos con intensidad, junto a nuestros seres queridos y ESO SOMOS.
Vivir no es acumular tiempo o intentar contar las estrellas, no es recordar.
Es nuestro PRESENTE el que nos convoca, porque nosotros, gracias a Dios, hemos perdido la cuenta.
Cuántas veces juntos nos hemos CON-SENTIDO, sin explicaciones, sin medida. Cuántas veces nos hemos encontrado y seguiremos hermanados, aquí en nuestro TEMPLO, espacio espiritual de puertas SIEMPRE ABIERTAS.
GRACIAS por tanta amistad sin cronometrar. Eternos cómplices, les digo ante Dios GRACIAS, porque en este circo loco de la vida sé que puedo saltar, Dios es mi arnés y USTEDES SON MI RED.

Y así fue… un shabat de luz y emociones.
De mi parte gracias por tantos años compartidos que pasan casi sin tiempo cuando tenemos la dicha de abrazarnos.

No hay comentarios

Te recomendamos leer