);

Saber separar para evitar conflictos

0

Comentario de Parashat Behalotejá, por el rabino Pablo Gabe, de la Kehilá de Córdoba, Argentina

Parashat Behalotejá posee uno de los episodios, que si bien son poco conocidos “popularmente”, llaman mucho la atención cuando nos detenemos a leerlo. En el comienzo del capítulo doce, se produce un episodio entre Moshé, Aharón y Miriam. “Y hablaron Miriam y Aharón acerca de Moshé, por causa de la mujer Kushita que había tomado, porque mujer Kushita había tomado. Y dijeron, ¿solo con Moshé habla Ad’?. Y Ad’ los escuchó” (Bemidbar 12: 1-2). Tratemos ahora de analizar este episodio.

Miriam y Aharón hablan, de no muy buena manera, acerca de Moshé. ¿Cuál puede llegar a ser la causa de esta habladuría? El mismo texto nos responde diciendo que era “a causa de una mujer Kushita que había tomado”. Literalmente, una mujer Kushita era una mujer de raza negra, proveniente de África. Entonces, entendemos que la razón por la cual hablaron mal de Moshé era por haber tomado una mujer de esas características. Pero al avanzar un versículo, podemos ver que el tema era otro: “¿Solo con Moshé habla Ad’?”. Es decir, que el enojo pudo haber sido causado por la exclusividad del diálogo con Dios.

Esto queda más claro cuando encontramos, en el capítulo anterior, la siguiente situación: “Moshé salió y contó al pueblo lo que Ad’ le había dicho, y reunió a setenta ancianos israelitas y los colocó alrededor de la tienda. Entonces Ad’ bajó en la nube y habló con Moshé; luego tomó una parte del espíritu que tenía Moshé, y se lo dio a los setenta ancianos. En cuanto el espíritu reposó sobre ellos, comenzaron a hablar como profetas; pero esto no volvió a repetirse” (Bemidbar 11: 24-25). Moshé eligió a setenta ancianos para que lo acompañen en este proceso de poetización. Pero en ningún momento encontramos mencionado que Miriam y Aharón fueron parte de este grupo. De hecho, no lo fueron. Motivo por el cual, comenzaron a hablar mal de Moshé. O, simplemente, se quejaron por no haber sido tenidos en cuenta por su hermano, para tan importante acontecimiento.

¿Y la mujer Kushita? ¿Dónde queda? ¿Cuál es la razón por la cual es mencionada al principio de las palabras de los hermanos de Moshé? ¿Moshé tomo una mujer Kushita como esposa? Probablemente sí. De hecho, Tzipora, su mujer de acuerdo a la Torá y a la tradición, tenía origen egipcio. Por lo tanto, es muy probable que su mujer haya sido Kushita. Sin embargo, la unión de Moshé con su mujer había ocurrido mucho tiempo antes. ¿Recién ahora se acuerdan del tema? ¿O será que el problema en realidad era otro, y la mujer Kushita solo sirve como excusa para enojarse?

Tenemos que aprender a separar los tantos. En este relato, un problema podría haber sido el hecho de la elección matrimonial de Moshé. Otro diferente, la decisión del líder del pueblo, de no elegir a sus hermanos para que sean parte del grupo que profetizó.

Ocurre que los conflictos que no se enfrentan a tiempo, después tienen otros canales de descarga y explosión. La mujer Kushita poco tenía que ver con el verdadero problema. Pero lo que no se habla a tiempo, se llora tiempo después.

¡Shabat Shalom!
Rabino Pablo Gabe
Kehilá de Córdoba, Argentina

No hay comentarios

TALMUD TORÁ… ¡DE VERANO!

Las clases del proyecto «Bar – Bat Tanaj» no se detuvieron durante la estación más calurosa del año, y entre refrescos y corrientes de aire, ...