AMIA: 24 AÑOS DE IMPUNIDAD Y MEMORIA

0

El miércoles 18 de julio se realizó el acto conmemorativo por el 24º Aniversario del Atentado a la sede de la AMIA, y la sociedad de Córdoba se reunió frente al histórico Cabildo de nuestra ciudad, junto a la Plaza San Martín. Un marcado frío acompañó el evento, pero nada impidió que la memoria se ponga en práctica una vez más.

Diferentes autoridades estuvieron presentes, destacándose la presencia del Ministro de Gobierno de la Provincia de Córdoba, Carlos Massei; el Vice-Intendente de nuestra ciudad, Felipe Lavaque; el Presidente de DAIA Filial Córdoba, Cdor. Luis Klinger; el presidente del Centro Unión Israelita, Cdor. Hugo Waitman; los rabinos de la comunidad, Marcelo Polakoff y Gabriel Pristzker; autoridades del gobierno provincial y municipal; docentes y alumnos del Colegio Israelita General San Martín y otras escuelas; presidentes de diferentes instituciones judías de la provincia de Córdoba; integrantes de la juventud de nuestra comunidad.

Luego de entonarse las estrofas del Himno Nacional Argentino, se encendió la llama votiva para honrar la memoria de las víctimas del atentado.

Los discursos alusivos se sucedieron uno tras otro.

Primero, Mara Daitch habló en representación de los jóvenes e hizo hincapié en la responsabilidad que tienen los de su generación para continuar poniendo en práctica la memoria en favor del pedido de justicia.

Acto seguido, el Presidente de DAIA Filial Córdoba, Cdor. Luis Klinger, ofreció sus palabras para repasar lo ocurrido en los últimos 24 años respecto de la impunidad que mantiene el peor atentado terrorista de nuestro país, y finalizó con una visión acerca de la actualidad de las células terroristas que se mantienen en actividad en el mundo entero sin ningún tipo de reacción por parte de los organismos judiciales.

El invitado como orador del acto fue el reconocido periodista Daniel Santoro, una de las eminencias del periodismo de investigación en Argentina. Su discurso se basó en el testimonio de la madre de la víctima más jóven del atentado, y a través de esas palabras, comunicó su posición respecto de la inacción de los gobiernos que se sucedieron desde aquel 18 de julio de 1994 hasta la actualidad, y respecto de cómo pareciera que aquella bomba vuelve a explotar ante cada escándalo que enturbia el proceso de investigación llevado a cabo.

Como lo indica la tradición judía, fueron colocadas por representantes del público presente, una a una, diferentes piedras como homenaje y recuerdo para cada una de las 85 víctimas del atentado.

También hubo lugar para la música, mediante la gran voz del artista cordobés Lucho Arrieta, quien interpretó 2 temas musicales, cerrando con un emocionante “Todo Cambia”.

Antes de finalizar el acto, el rabino Marcelo Polakoff pronunció la oración “El Male Rajamim”, acompañado por los integrantes del COMIPAZ.

Nuevamente Córdoba se reunió para hacer memoria, por una herida que aún se haya abierta, 24 años más tarde, y que jamás será olvidada.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

destacada

No hay comentarios

Te recomendamos leer