);

CON LA CALIDEZ DE SIEMPRE, VOLVEMOS A RESPONDER

0

 

Ante una nueva adversidad, el Consejo Escolar decidió dar respuesta definitiva a uno de los grandes desafíos que se nos presentaron este año. Asumimos que el trabajo no fue fácil, y es por ello que la respuesta no pudo ser inmediata, pero finalmente, la solución llegó, y hace días ya podemos disfrutarla.

Cuando comienza la época otoñal y se perciben los primeros fríos, la palabra “cálido” se vuelve recurrente. Pero, como todos sabemos, tiene dos acepciones muy diferenciadas: por un lado, hace referencia al calor, al aumento de temperatura, tal como lo aprendimos estudiando física en ámbitos académicos; por otra parte, hace referencia a la calidez humana, a la convivencia en un ambiente ameno, agradable, un espacio en que todos sabemos que el crecimiento conjunto se basa en la confianza mutua.

Desde el Consejo Escolar del Colegio Israelita Gral. San Martín, y con el apoyo de la Comisión Directiva del Centro Unión Israelita, nos propusimos combinar las dos acepciones y perseguir un solo objetivo, para dar solución a una de las problemáticas más trascendentales en el desarrollo de las mañanas escolares: la calefacción del establecimiento.

Es inevitable hacer un breve repaso por cuestiones técnicas de la temática, para lograr así comprender la importancia de las últimas implementaciones realizadas en la escuela. El sistema de calefacción del colegio tenía algunas dificultades, principalmente por tratarse de un equipo muy antiguo, implementado desde hace varias décadas. Si bien se realizaron obras de mantenimiento, la más importante de ellas alrededor del año 2010, quedó siempre pendiente un reemplazo del quemador, es decir, la herramienta principal que genera el calor de la caldera, ya que nuestra escuela cuenta con una calefacción originada con circulación de agua caliente, lo cual es uno de los sistemas más eficientes a la hora de calefaccionar un establecimiento de grandes dimensiones. Todo este equipamiento, constituido por elementos antiguos, y ubicado en un espacio/sótano de la infraestructura, colapsó en el mes de febrero, debido a las grandes inundaciones que sufrió nuestra provincia. A partir de ese momento, el Consejo Escolar se puso en marcha para dar una solución de raíz al problema. Se realizó una intervención profunda, por un lado, en el sistema de bombeo de agua, y por el otro, en el calentamiento de la misma. Con una gran inversión, dejamos a punto las dos bombas de alta potencia que se requieren para impulsar el agua, y además, concretamos la adquisición de un nuevo quemador modelo 2016, de alta performance, de origen importado, uno de los mejores existentes en el mercado. Durante el período de trabajo en esta área, y teniendo en cuenta que el frío este año llegó antes de tiempo, solucionamos provisoriamente la situación mediante el alquiler de hongos de calefacción, principalmente para el Gan y para los sectores que más lo requerían.

En la actualidad, el nuevo quemador ya está funcionando, y cumple ampliamente con las expectativas, al punto tal que podemos, no sólo mejorar exitosamente las áreas que ya cuentan con calefacción, sino incluso diagramar a mediano plazo la implementación de zonas calefaccionadas en sectores que aún no disponen de este elemento. Debemos destacar que los costos para el correcto funcionamiento de este sistema, son elevados, no sólo en lo que se refiere a la inversión en la puesta a punto de las bombas y la adquisición del quemador, sino al costo operativo que se requiere en cada mes para que la instalación funcione. Hablamos de miles de litros de gasoil, del mantenimiento diario del equipo, y un costo que asciende a más de $70.000 por mes. Con el gran aporte de la Comisión Directiva del Centro Unión Israelita, es que podemos afrontar este gasto y ubicarlo como prioritario.

Hoy, en este circuito cerrado de agua caliente, contamos, gracias al esfuerzo de todos, con una alta disponibilidad de calor y un caudal más que suficiente, lo que nos permite lograr la eficiencia en materia de calefacción y planear la distribución de estas calorías a nuevos espacios del establecimiento. Una vez más, y con el trabajo de esta Comisión Directiva, canalizado en esta ocasión por el Consejo Escolar, el bienestar de nuestros alumnos fue, como siempre, una prioridad. Cuando llegan los primeros fríos, la palabra “cálido” se vuelve recurrente, y es por eso que trabajamos para que nuestros hijos estudien y se formen en las condiciones óptimas que exige una institución como la nuestra. El frío no se sentirá en nuestra escuela, porque con nuestro nuevo sistema de calefacción, además de llevar calor a cada estudiante, también le transmitiremos calidez.

 

Consejo Escolar
Colegio Israelita Gral. San Martín

Lic. Diego Lamisovsky
Arq. Pablo Ansaldo
Ing. Ariel König

 

______________________________________________________

No hay comentarios

Abrir chat
1
¡Hola! ¡Si querés recibir las noticias en tu celular hacé click acá y suscribite!
Powered by