);

¡GOLDA ARRANCÓ CON TODO!

0

Las señoras del grupo de adultos mayores de la Kehilá de Córdoba “no se andan con chiquitas”!

En las primeras 2 semanas de actividades, ya compartieron momentos hermosos e inolvidables…

Un Shabat de ensueño

Para empezar el año, compartieron un viaje a Alta Gracia, para comenzar con una nueva propuesta que trae el grupo este año: compartir la llegada del Shabat en ciudades del interior de nuestra provincia, demostrando que el grupo está más unido que nunca, y con la mejor predisposición para compartir aventuras, travesías y mucha alegría.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Unidas en su día

El viernes 8 de marzo, durante su reunión social tradicional, no podían dejar de celebrar el “Día de la mujer”, y entre anécdotas, juegos, actividades, con la coordinación de Susana Taleisnik, responsable del espacio, compartieron otra tarde de mucha unión y complicidad.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

TESTIMONIOS

Compartimos algunas palabras de protagonistas, respecto de las 2 actividades. Esto nos transmitieron:

Viajo con Golda

“No soy una activa concurrente a este grupo, sin embargo hoy siento  pertenencia… Me invitan a  una actividad que se llevará a cabo en Alta Gracia, ”Mi Ciudad”. Salimos  puntualmente, desde el Centro Unión Israelita. El chofer es muy amable, ayuda a cada una subir, vigila que todas se pongan el cinturón; Bertita, mi amiga, va sentada a mi lado. Creo que desde el inicio del viaje le hablo de mi vida en esa ciudad, recuerdo a mis padres que en el año 1928 eligieron ese pequeño paraíso para criar a sus cinco hijos. Ya entrando, le señalo emocionada, a mi acompañante: mi casa, mi escuela, la plaza y le pregunto: ¿Qué otra ciudad tiene una laguna en pleno centro? Es el Tajamar, construído por los aborígenes del  lugar, al igual que la Catedral y la casa del virrey Liniers, hoy devenida en museo. Estos sitios que nombré han sido declarados Patrimonio Histórico Cultural de la Humanidad por la UNESCO. Así, mientras se van desgranando mis recuerdos, siento muy cerca, los vecinos de mi infancia, la familia Kaplan, saludándonos a diario, desde la puerta de nuestras  casas. Uno de sus hijos, Héctor y su esposa Aída, son los anfitriones que nos reciben con palabras de bienvenida, sonrientes, simpáticos… han invitado a sus hijos y nietos: todos presentes, para este Shabat, sin duda especial… Nos saludamos entre todos (otra emoción personal que disfruto) y nos invitan a recorrer su hermosa casa, el patio, con macetas y plantas que asombran por su exotismo, belleza y abundancia. Hace calor y mientras disfrutamos de charlas, comentarios y anécdotas y bebidas frescas, Héctor me cuenta que mi padre buscó en varios hoteles de la ciudad, apellidos judíos para completar el “minian” a los ocho días de él nacido. Mis padres fueron honrados con el padrinazgo del niño (nuevamente mi emoción desborda). Ha pasado ya un rato y  se aproxima  el momento trascendente de la llegada del Shabat.
Entramos: ya lucen en la mesa los candelabros y  las cosas dulces que trajeron las invitadas: se destaca una brillante “jalá”, hecha con amor y abundancia para compartir… Todos alrededor de la mesa: la familia Kaplan en pleno, frente a las luminarias. Susana toma la palabra y explica qué es “Golda”, cuáles son sus objetivos, a quiénes está dirigida y sobre su trascendencia a lo largo de treinta y dos años de existencia. Hace una extensiva invitación para todas las que deseen acercarse a “Golda”. Cuenta que este año han decidido iniciar las actividades con viajes al interior para celebrar Shabat con otras colectividades.
Y  llega la hora: estamos en silencio; ya  se respira la solemnidad del momento: la joven nieta encienda las velas, el hijo recita la “brajá” que todas repiten en silencio, y luego, como es la costumbre: saludos, abrazos y  el deseo de una buena semana. Cantamos canciones, sonreímos felices y así, casi sin querer, empezamos a despedirnos… El chofer es puntual y con su natural amabilidad nos invita a subir. Ha sido una tarde excelente y  con tan joviales compañeras, continúan los comentarios de las vivencias de este Shabat.

Perdón por tanta subjetividad, a la que no he podido sustraerme pero, sin duda, siento que éste no ha sido igual a otros viajes que realizo a visitar a una hermana y a  sobrinas que viven en A.G.  la invitación, la compañía y mis emociones hicieron la diferencia.

Gracias a todas.”

Bety Goldraij

 

Día de la mujer

“¿Sabías que el 08/03/1857 se originó por primera vez el Día Internacional de la Mujer y que desde aquella histórica fecha ese día se convirtió en un punto recurrente para las protestas de las mujeres y que en 1909 se celebró el día nacional de las mismas bajo el lema PAN Y ROSAS, en el que el pan simboliza la seguridad económica y las rosas la calidad de vida? En 1977 la Organización de las Naciones Unidas decreta el “Día Internacional de la Mujer”.

Hoy evocamos aquel día celebrando que, con éxitos y fracasos, renunciamientos y logros entrelazados como perlas de un collar, nos permite sentirnos vivas.
Dice Serrat: “Desde los sueños pendientes y los fracasos cumplidos, la Memoria y el Olvido dan fe de vida”.
Hay mujeres que hicieron historia y que recordamos hoy en momentos compartidos con las compañeras de Golda, regalándoles este poema:

Mi padre me solía decir cuidaos mucho
De hacer llorar a una mujer
¡Que Dios cuenta sus lágrimas!
La mujer salió de la costilla del hombre
No de los pies para ser pisoteada
No de la cabeza para ser superior
Sino del costado para ser igual
Un poco por debajo del brazo
Para ser protegida
Y del lado del corazón para ser amada”

Bertita y Sofi

No hay comentarios

Te recomendamos leer

Becerros de oro recargados

Comentario de Parashat Ekev, por el seminarista Dr. Gabriel Pristzker, de la Kehilá de Córdoba, Argentina Esta semana leemos parashat Ekev. Moshé le recuerda a ...