);

MAHUT: GRANDES PRIMEROS PASOS

0

La juventud judía de entre 25 y 35 años ya tiene un nuevo espacio. El Centro Unión Israelita y Macabi Noar se unieron en esta iniciativa, para el surgimiento de «Mahut», un proyecto que apuesta a lo grande. Conversamos con Caro Ratner, quien está a cargo de la propuesta y nos contó más detalles de los primeros meses de trabajo:

¿Por qué «Mahut»? Tanto el porqué de la iniciativa, como el porqué de su nombre.

«Mahut es una iniciativa que surge desde el Centro Unión Israelita y Macabi Noar con el deseo de generar y sostener un espacio de encuentro e intercambio judío masorti para jóvenes de entre 23 a 35 años. Un marco de pertenencia social, espiritual y cultural, con actividades diversas donde las y los jóvenes elijan y se sientan parte, con el objetivo de ser un espacio para transitar y prender la llama de judaísmo para quienes aún no han encontrado el lugar y potenciar la llama que ya está encendida.
MAHUT, en hebreo significa Esencia: Conjunto de características permanentes e invariables que determinan a un ser o una cosa y sin las cuales no sería lo que es. En Mahut, consideramos que una de las principales características del judaísmo masortí tiene que ver con la capacidad de adaptación a la cultura moderna pero manteniendo siempre la esencia. «Puede cambiar la forma del envase pero lo que lleve en su interior siempre se mantendrá, incluso al adaptarse a un nuevo envase». Al igual que la esencia: Por más que la H es muda, y «no se ve ni escucha», si no está, cambia el significado de la palabra.
A su vez, Mahut se alinea con la idea de que, más allá de las formas, que son particulares de cada persona y/o tradición, todas las aproximaciones a Dios son esencialmente verdaderas y legítimas.
Recordando que, los modos y las formas podrán ser particulares mientras que la esencia es universal. ¿Cuál es la esencia del judaísmo? En nuestro caso, apostamos a la búsqueda y a la pregunta. Quizás sea uno de los recorridos que iremos explorando juntos/as.»

¿Qué objetivos se propusieron de entrada, a corto plazo? ¿Se empezaron a lograr?

«Nuestro principal objetivo es poder generar un marco social y de ocio donde los y las jóvenes puedan explorar y re-significar su sentido de pertenencia en la comunidad judía masorti. ¿Cómo pensamos lograrlo? Mediante distintas actividades, con diferentes personalidades y temáticas diversas, alineados a los ODS (Objetivos de Desarrollo Sostenible) que sirven a nuestro proyecto como guía y base para atar nuestro judaísmo con la actualidad, enmarcarnos en algo mundial y comprometernos como jóvenes, con más jóvenes, en este cambio. Esta propuesta de agenda nos alinea directamente con nuestra idea de judaísmo masorti. Desde una enseñanza no fundamentalista de la fe judaica con una actitud positiva a la cultura moderna, mutando en los tiempos pero manteniendo la esencia. Al mismo tiempo, Mahut tiene como objetivo tejer redes, generar lazos, es así que nos propusimos como objetivo realizar actividades en conjunto con otras comunidades. Así fue como realizamos actividades, tanto con las demás instituciones judías de Córdoba en conjunto con Hillel, Olami, Taglit, DAIA y Kehilá de Valle, brindando juntos por Rosh hashana, como así también con Buenos Aries, como AMIA Joven y AMJ, juventud de Ami Jai.

Mahut está en constante crecimiento, construcción y transformación, con el aporte de cada joven que se acercó a alguna actividad y forma parte de este querido espacio, encontrando así un marco de referencia. Y ese es nuestro principal objetivo; nuestro mayor orgullo, haber  logrado ser parte de la vida de otros jóvenes y ellos de la vida del proyecto.»

¿Cuál crees que es el mayor desafío en cuanto al segmento de jóvenes judíos de Córdoba?

«El mayor desafío es romper barreras para generar el contacto verdadero y genuino, desde el equipo que armamos Mahut, para con más jóvenes. Y así acercarles nuestra propuesta, nuestras actividades y abrirles las puertas para que se sumen a este camino que hace muy poco empezamos a andar.»

¿Cómo están trabajando actualmente?

«Tenemos un gran equipo de trabajo, que son quienes hacen que Mahut sea una hermosa realidad en constante co-construcción y co-creación. La mesa Joven, y la no tan joven, son el motor e impulsores de la acción más pequeña a la más grande. Pensando y llevando ideas a la acción, cada 15 días organizamos encuentros vía zoom para nuestros queridos/as “Mahutenses”, los participantes y quienes dan vida a este proyecto. Cada encuentro lleva una enorme planificación para que sea dinámico, interesante y atractivo, con distintas temáticas, para abordar así a la diversidad que caracteriza a la juventud, siempre alineado a nuestra agenda: los ODS y el judaísmo masorti.»

¿Qué espacios o ideas comienzan a pensar para cuando termine el distanciamiento?

«Si algo aprendimos este año, es a estar más presentes en nuestro aquí y ahora, hoy más que nunca vivimos en un contexto muy incierto que no sabemos a qué nos va a desafiar y qué posibilidades y caminos nos va a abrir. Mahut nació en la virtualidad, con la esperanza de pronto poder encontrarnos presencialmente. Decidimos desafiar lo conocido e iniciarnos virtualmente, aunque no era lo planificado, pero con la promesa de siempre adaptarnos a nuestras realidades y re-inventarnos constantemente. Seguiremos creando desde Mahut, para seguir potenciando nuestro proyecto, hasta que podamos encontrarnos en la presencialidad con más  ideas y actividades, levantando nuestra bandera por la igualdad, diversidad, pensamiento crítico, entre otras. Siempre fieles a nuestra esencia.»

destacada

No hay comentarios

¡SE VIENEN LAS VIANDAS!

  NUEVO SISTEMA DE ALMUERZO Trabajamos por nuestros alumnos, y también pensamos en tu comodidad. Ahora… ¡Vos elegís el menú de tus hijos! Cada semana, ...
Abrir chat
1
¡Hola! ¡Si querés recibir las noticias en tu celular hacé click acá y suscribite!
Powered by