);

¡QUE NO PARE LA FIESTA…!

0

No tenemos ninguna duda. Purim es el momento. Si queremos divertirnos, aprender, disfrutar en comunidad, y sacar nuestras más alegres melodías internas, lo repetimos, Purim es el momento.

El Jag más alegre del pueblo judío no lleva ese mote por azar. Solamente con observar los rostros de todo aquel que se acerca a celebrar, con ver los disfraces y accesorios más divertidos y originales, se puede obtener una deducción con un denominador común: hay alegría, es Purim.

Nuestra Kehilá se reunió el miércoles 20 de marzo para el primero de los tres encuentros que enmarcan al jag en este año: Purim en familia, un evento organizado por el Centro Unión Israelita y Macabi Noar. Chicos y grandes disfrutaron de grandes sorpresas y un estupendo marco comunitario: juegos, comida, música, disfraces, un gran «fotomatón», en fin… ¡Una kermés al mejor estilo Kehilá de Córdoba!

El rabino Marcelo Polakoff (entre plumas como un gran pájaro), acompañado del rab Gabriel Pristzker (detrás de una máscara verde gigante), se encargó de unir a toda la comunidad mediante la conducción del evento.

¡Shows para todos los gustos! La presentación del «Mago Manuel», por ejemplo, deleitó a grandes y chicos con trucos e ilusiones asombrosas. Luego, un gran baile a cargo de la Pre-Leaká de Macabi Noar, caracterizadas con máscaras, bien para la ocasión.

Para el final, llegó el momento del retorno a los hogares, con sonrisas dibujadas en el rostro y un nuevo Purim entre los recuerdos comunitarios. Nuestra Kehilá nuevamente se divirtió con Purim, se emocionó con Purim, y aprendió con Purim.

La lectura de la meguila se representó a través de un video en la escuela hoy jueves por la mañana y por otro lado cumplimos con los preceptos de Purim, en donde nos entregamos los regalos entre nosotros. También donando alimentos no perecederos a Asistencia Social y disfrutando de un gran banquete de Purim con delicias preparadas por nuestra Cooperadora, más allá del pururú y el algodón de nieve que había disponible para todos. Agradecemos especialmente a los alumnos de quinto año que coordinaron los juegos y la kermés, a las abuelas de Golda que decoran todo, a las chicas, alumnas del cole que maquillaron a los invitados, a los miembros de la Cooperadora por los oznei hamán, la comida y la bebida y a la comisión de culto que organizó el evento.

Sospecho que ya se los dijimos al comienzo… No tenemos ninguna duda. Purim es el momento…

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

destacada

No hay comentarios

Te recomendamos leer