Imprimir

JUDÍOS EN ARGENTINA: DE LA TIERRA PROMETIDA A LA TIERRA DE LA PROMISIÓN

Tamaño letra:

El Prof. Yehuda Krell llegó nuevamente a la Kehilá de Córdoba, esta vez, para llevar a cabo su último encuentro del “Ciclo de charlas sobre historia judía”, organizado por el Centro Unión Israelita y Macabi Noar. Si bien al ciclo le queda una clase final (será acerca del judaísmo en Córdoba), el especialista en historia se despidió de nuestra Kehilá el miércoles 8 de noviembre con el tema “Trayectoria de los judíos en Argentina”.

El invitado comenzó con una frase pesimista y desalentadora: “Ser judío en Argentina es insalubre”, dijo ante la sorprendida mirada de los presentes. A partir de allí, se dedicó a explicar los avatares (así lo definió él) por los que atravesó el pueblo judío durante toda su estadía en nuestro país, la cual se remonta a 400 años de historia (muchos más de lo que se cree habitualmente).

Krell comenzó hablando de los primeros judíos en llegar a nuestra tierra, y en este aspecto, realizó algunas observaciones importantes: “Las causas principales de las llegadas de judíos a Argentina en todos los períodos, mayoritariamente siempre fueron expulsiones, persecuciones, antisemitismo, desde la época de la inquisición hasta el Holocausto. Argentina siempre fue vista como una tierra de salvación y promisión, pero a diferencia de otras culturas, el inmigrante judío en Argentina se tuvo que quedar, le haya ido bien o mal; no tiene adonde volver. Entonces, la opción no era éxito o fracaso; la opción siempre fue supervivencia.”

Luego, el viaje se orientó hacia el Siglo XVIII y las políticas argentinas respecto de un diseño en base al pensamiento positivista-racional europeo y norteamericano. Se buscaba una nación de puertas abiertas, basada en la educación y con fomento de la inmigración. Existía una marcada ambición de expansión y grandeza, bajo un proyecto específico de país que se asentó en la necesidad imperiosa de poblar, lo que implicó la existencia de libertad religiosa. Tras mencionar los debates de la época y las negativas a esta postura por parte de otros líderes (Domingo Sarmiento, Ricardo Rojas, Juan B. Justo, entre otros), el profesor comenzó a describir los primeros pensamientos que se opusieron a este modelo liberal (y que llegarían al poder en la década del '30), representados por la Iglesia, la aristocracia y el Ejército, mediante una búsqueda de un pensamiento hispanizante. Para ellos, la inmigración desnaturalizaba al ser nacional.

Así, la vida de los judíos en Argentina debió convivir siempre entre épocas de prosperidad, como la primera mitad del Siglo XX, con el gran auge inmigratorio y el máximo desarrollo institucional judeo-argentino, pero también con las décadas siguientes, en que el país se direccionó hacia una necesidad de redefinir la historia argentina como occidental y cristiana, y esto se llevó a cabo mediante la alianza entre la Iglesia y el ejército nacional; “en este período comenzó a crecer un antisemitismo sistemático en lo cotidiano, que se mantiene vigente hasta la actualidad”, explicó el historiador.

Para finalizar, el profesional expresó algunas palabras profundas que sintetizaron el mensaje de su última presentación: “La pertenencia del judío a la sociedad argentina tuvo y tiene un precio muy alto. Nunca la vida fue plácida, y en la actualidad esto se sigue observando, incluso con los dos atentados terroristas que sufrió nuestro país, los cuales aún no encuentran justicia. Argentina es un país construido por los extranjeros, y los judíos son una parte de las comunidades que lo hicieron, pero a diferencia de otras culturas, al pueblo judío le costó cara la pertenencia a este estado.”

Antes de comenzar la charla, el Prof. Yehuda Krell fue homenajeado con un obsequio que fue entregado por Jorge Machtey, en representación del Centro Unión Israelita, y por Mario Polakov, como representante de Macabi Noar. Agradecemos inmensamente la participación de Yehuda en este ciclo, y lo esperamos en el futuro para seguir adquiriendo conocimientos y profundizando más sobre nuestra historia, desde el punto de vista profesional, pedagógico y único con el que cautivó a nuestra Kehilá durante este año.

cui-ciclo-charl...
cui-ciclo-charlas-historia-2016-08-1 cui-ciclo-charlas-historia-2016-08-1
cui-ciclo-charl...
cui-ciclo-charlas-historia-2016-08-2 cui-ciclo-charlas-historia-2016-08-2
cui-ciclo-charl...
cui-ciclo-charlas-historia-2016-08-3 cui-ciclo-charlas-historia-2016-08-3
cui-ciclo-charl...
cui-ciclo-charlas-historia-2016-08-4 cui-ciclo-charlas-historia-2016-08-4
cui-ciclo-charl...
cui-ciclo-charlas-historia-2016-08-5 cui-ciclo-charlas-historia-2016-08-5
cui-ciclo-charl...
cui-ciclo-charlas-historia-2016-08-6 cui-ciclo-charlas-historia-2016-08-6
cui-ciclo-charl...
cui-ciclo-charlas-historia-2016-08-7 cui-ciclo-charlas-historia-2016-08-7
cui-ciclo-charl...
cui-ciclo-charlas-historia-2016-08-8 cui-ciclo-charlas-historia-2016-08-8
cui-ciclo-charl...
cui-ciclo-charlas-historia-2016-08-9 cui-ciclo-charlas-historia-2016-08-9
cui-ciclo-charl...
cui-ciclo-charlas-historia-2016-08-10 cui-ciclo-charlas-historia-2016-08-10
cui-ciclo-charl...
cui-ciclo-charlas-historia-2016-08-11 cui-ciclo-charlas-historia-2016-08-11
cui-ciclo-charl...
cui-ciclo-charlas-historia-2016-08-12 cui-ciclo-charlas-historia-2016-08-12
cui-ciclo-charl...
cui-ciclo-charlas-historia-2016-08-13 cui-ciclo-charlas-historia-2016-08-13
cui-ciclo-charl...
cui-ciclo-charlas-historia-2016-08-14 cui-ciclo-charlas-historia-2016-08-14
cui-ciclo-charl...
cui-ciclo-charlas-historia-2016-08-15 cui-ciclo-charlas-historia-2016-08-15
cui-ciclo-charl...
cui-ciclo-charlas-historia-2016-08-16 cui-ciclo-charlas-historia-2016-08-16
cui-ciclo-charl...
cui-ciclo-charlas-historia-2016-08-17 cui-ciclo-charlas-historia-2016-08-17
cui-ciclo-charl...
cui-ciclo-charlas-historia-2016-08-18 cui-ciclo-charlas-historia-2016-08-18

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar